Los españoles, a la cabeza de Europa en autocuidado y preocupación por la salud

La pandemia nos ha colocado en los primeros puestos en la prevención y la adopción de medidas de protección, principalmente en el uso generalizado de mascarilla.

No sin nuestra mascarilla. Esa es la estampa que ofrecen la mayoría de ciudades y pueblos de España este verano. Quién nos lo iba a decir cuando mirábamos con recelo a los japoneses que abarrotaban museos y millas de oro con sus bocas cubiertas. Hoy por hoy, junto a los italianos, somos los europeos que más a favor estamos de su uso, hasta un 60% según una encuesta del Royal Imperial College (Londres). Ya sea por educación sanitaria, por las pérdidas que hemos sufrido en el camino, por lo duro que se nos ha hecho, o por todo a la vez, tenemos un motivo para estar orgullosos. En países como Francia o Reino Unido, donde la pandemia también ha pisado fuerte, su uso no se ha extendido hasta hace unos días, mayormente a causa de la obligatoriedad.

Educación sanitaria

Pero no solo en eso somos los “primeros de la clase”. La pandemia nos ha convertido en los europeos más preocupados por nuestra salud y las acciones de autocuidado, hasta el punto de que casi tres de cada cuatro españoles (74%) dicen, ya sea enérgica o ligeramente, que hoy en día es más probable que consideren su salud en su toma de decisiones diarias que antes. Así lo muestra un trabajo elaborada por GSK Consumer Healthcare, en colaboración con Ipsos MORI, en el que se ha analizado el comportamiento sanitario de los europeos a través de una encuesta en la que han participado 4.000 personas de entre 16 y 75 años, y que ha contado con ciudadanos de España, Italia, Gran Bretaña y Alemania. Por otro lado, dos de cada tres españoles (66%) confirmaron que ahora entienden mejor lo que afecta a su salud, al igual que el 62% de los italianos. Sin embargo, sólo alrededor de la mitad de los participantes en Gran Bretaña (56%) y en Alemania (52%) afirmaron lo mismo.

Preocupación por los demás

En cuanto a la cuestión de alentar a los demás a comportarse de manera más saludable, el 74% de los españoles declaró que animaba a sus círculos cercanos a hacerlo. Alrededor de cuatro de cada cinco españoles (82%) estuvo de acuerdo en la importancia de preocuparse también por los demás, seguidos por italianos (77%), británicos (75%) y alemanes (66%). Parece que, después de lo vivido, somos es “más conscientes” de la necesidad de cuidarnos y, además, tendemos a prestar más atención a los síntomas de una posible enfermedad, por pequeños que sean, de cara a minimizar el riesgo de contagiar a otros. En este sentido, los españoles son los más propensos a tomar precauciones extra para minimizar o eliminar la trasmisión de una enfermedad, con un 80% de encuestados que respaldan la afirmación, frente al 79% de los italianos, el 68% de los británicos y el 60% de los alemanes.

Autocuidado

La pandemia nos ha hecho más conscientes de que la prevención y el autocuidado son beneficio que no incide solo en uno mismo, sino en nuestros seres queridos y en la sociedad. Así, el estudio ha evidenciado que la mayoríade los europeos tienen previsto tomar precauciones sanitarias para reducir el riesgo de caer enfermos. Por ejemplo, uno de cada cinco españoles (18%) afirma que tiene la intención de aprovisionar su botiquín con medicamentos sin receta. En este sentido, se sitúan a la cola de Europa, donde el 34% de los británicos, el 25% de los alemanes y el 24% de los italianos se muestran conformes con esta afirmación. “Antes de la pandemia el 36% de los encuestados españoles daba por sentada su salud, y ahora el 74% tiene presente su salud en la toma de decisiones diaria. Y más de 8 de cada 10 está de acuerdo en que la responsabilidad de cuidar del sistema sanitario nacional está en nosotros, los ciudadanos”, afirma Helen Tomlinson, directora general de GSK Consumer Healthcare para España y Portugal.

El valor del farmacéutico

Una de las figuras que mayor peso y valoración ha obtenido durante la crisis sanitaria ha sido la del profesional de oficina de farmacia. Su papel ha sido clave en el asesoramiento a la población en un momento de saturación del sistema sanitario, de un modo accesible y universal, y el modelo español de farmacia ha sido estratégico en la respuesta sanitaria al coronavirus. La encuesta muestra como el 66% de los españoles confía en el consejo de estos profesionales para conseguir un asesoramiento fiable que les ayude a gestionar su salud. El papel del profesional de farmacia es más relevante aún en Gran Bretaña, donde el 74% de los encuestados admitieron estar de acuerdo con esta afirmación. En general, casi la mitad de los encuestados españoles, italianos y británicos se plantean consultar a un farmacéutico de forma más frecuente.