Salud Mental

Manejo del Síndrome de Rumiación: Estrategias para dejar de darle vueltas a los problemas

Este problema sucede cuando, en lugar de vivir plenamente cada momento, nos encontramos atrapados en un ciclo de "rumiación" constante de emociones negativas

Estrés, ansiedad, falta de comunicación entre los equipos o inseguridad son solo algunas de las principales causas que sufren miles de empleados
La contención emocional que padecen los afectados por esta condición suele derivar en depresión, ansiedad y en trastornos psicosomáticos | Fotografía de archivoLa RazónLa Razón

La rumiación es un proceso mental que se caracteriza por la repetición constante y prolongada de pensamientos, generalmente de naturaleza negativa. Estos pensamientos recurrentes suelen centrarse en eventos pasados que han causado angustia emocional o en preocupaciones futuras percibidas como amenazantes. Cuando este patrón de pensamiento se vuelve constante y persistente, interfiriendo con el bienestar general y la calidad de vida, se le denomina "síndrome de rumiación".

Consecuencias del síndrome de la rumiación

Este ciclo de pensamientos negativos repetitivos puede ser un desafío y complicado de romper. Puede llevar a la persona hacia un estado de inacción o apatía, en el que se encuentra profundamente desconectada de la realidad que la rodea, incapaz de interactuar de manera adecuada con su entorno o de llevar a cabo las tareas y responsabilidades que forman parte de su vida diaria.

Los pensamientos repetitivos pueden ser tan abrumadores y absorbentes que se convierten en un obstáculo importante para concentrarse en el presente. Este fenómeno puede ser tan intenso que nos impide disfrutar de los aspectos positivos de la vida, los pequeños placeres cotidianos y las relaciones significativas. En lugar de vivir plenamente cada momento, nos encontramos atrapados en un ciclo de reflexión constante, lo que puede disminuir la calidad de nuestra existencia.

Ansiedad, nerviosismo, creatividad, empatía son algunas de las emociones que experimentan con más intensidad durante su vida educativa y más, ahora en la era poscovid-19.
Ansiedad, nerviosismo, creatividad, empatía son algunas de las emociones que experimentan con más intensidad durante su vida educativa y más, ahora en la era poscovid-19.PEXELSfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1d2f781d

Este ciclo interminable de pensamientos negativos puede -además- intensificar los sentimientos de ansiedad y estrés, afectando la capacidad de una persona para concentrarse y dormir. En casos extremos, esta rumiación constante puede incluso conducir a trastornos depresivos graves, lo que puede requerir intervención médica y apoyo psicoterapéutico. Por lo tanto, es esencial prestar atención a estos patrones de pensamiento y buscar ayuda si se vuelven abrumadores.

Estrategias para superar el síndrome de la rumiación

Si te encuentras atrapado en un ciclo de rumiación, existen varias estrategias que puedes emplear para romper este patrón de pensamiento negativo. Una de las más efectivas es aprender a detectar cuándo estás rumiando y redirigir tu atención al presente, enfocándote en lo que está sucediendo a tu alrededor. Establecer un límite de tiempo para reflexionar sobre el problema puede evitar que te quedes atrapado en tus pensamientos.

La distracción también puede ser una estrategia útil para romper el ciclo de la rumiación. Practicar la atención plena, una técnica que te ayuda a concentrarte en el aquí y el ahora, puede ser beneficiosa. Si la rumiación es frecuente y se percibe como un problema, considera buscar ayuda profesional. La terapia cognitiva conductual puede ser especialmente útil, ya que te enseña a identificar y cambiar patrones de pensamiento negativos.

Calma la ansiedad con este sencillo paso
Calma la ansiedad con este sencillo pasoRedes sociales

Es importante recordar que el síndrome de rumiación no es una condición permanente, puede ser superado con las estrategias adecuadas y el soporte correcto. No estás solo en este proceso y hay ayuda disponible. Con la actitud correcta y las herramientas necesarias, puedes aprender a manejar la obsesion en las emociones negativas y mejorar tu calidad de vida.