“Blue Monday”: ¿Por qué hoy es el día más triste del año?

Desde el año 2005 se acuña este término para definir una fórmula que afecta al dinero, a los propósitos de año nuevo y al clima

Thumbnail

El tercer lunes de cada mes está catalogado desde el año 2005 como “el día más triste del año”. El conocido como “Blue Monday” es como la Nochevieja o el cumpleaños: todos los años está ahí, y aunque puede cambiar de fecha de un año a otro, siempre responde a un mismo patrón. Pero, ¿qué es este día y por qué existe?

El “Blue Monday” está estipulado como el tercer lunes de enero. Los motivos que se acuñan para definir este día como el más gris del ciclo son, básicamente, tres; el primero, el haber sido incapaces de cumplir los propósitos de año nuevo, tales como dejar de fumar, apuntarse al gimnasio o llevar un estilo de vida diferente; el segundo, no haber cobrado todavía la nómina del mes en uno muy complicado (la famosa cuesta que año tras año parece inclinarse más); y el tercero, el mal tiempo que acecha esta temporada, sobre todo bajas temperaturas y días de lluvia.

El impulsor de esta idea fue Cliff Arnall, un profesor de psicología de la Universidad de Cardiff que entorno a 2005 afirmó dar con la fórmula exacta para definir este día. Fue la empresa Sky Travel quien acuñó por primera vez este concepto como herramienta mercadotécnica para lograr más ventas; si hoy es el día más triste del año, ¿qué mejor manera de remediarlo que con un chute de ilusión?

La fórmula que el psicólogo ideó es la siguiente: 1/8C+(D-d) 3/8xTI MxNA. ¿Qué significa esta ristra de números y letras? La "C" indica el tiempo, la climatología; la "D" son las deudas adquiridas durante el período navideño, mientras que la "d" es el sueldo cobrado a finales de enero. Por otra parte, la "T" es el tiempo que acontece desde la Navidad, y la "I" son los propósitos de dejar los malos hábitos. Por último, la "M" hace referencia a las motivaciones que todavía persisten, y “NA” es la actitud de cambio y progreso.

A día de hoy, el “Blue Monday” sigue considerándose como una estupenda herramienta para arrastrar a los más indecisos a decantarse por alguna compra que “cambie el chip” con respecto a este lunes. Otros, sin embargo, son escépticos y lo tratan como una fecha más, un inicio de semana más en las proximidades de febrero.