Publicidad
Publicidad
Sociedad

Una monitora de un taller sexual en Almería obliga a los menores a simular una felación

La charla tuvo lugar en el IES Cura Valera de Huércal Overa y los padres amenazan con acciones legales: “Llegaron llorando y humillados”. La Junta ha abierto una investigación.

El “pin parental” vuelve a saltar a la palestra. La polémica sobre la conveniencia o no de la autorización expresa de los padres para que sus hijos acudan a según que charlas y actividades vuelve a estar sobre la mesa tras un taller impartido en un instituto almeriense a niños de 3º de la ESO, según publica el diario “Almeria Hoy”.

Publicidad

Varios padres de alumnos ha denunciado a través de redes sociales el polémico taller impartido a los alumnos de 3º de ESO en el IES Cura Valera de Huércal Overa.

Según el testimonio de los progenitores “durante la mañana del pasado 12 de febrero se realizó un taller en el que se analizaba la pornografía y durante su desarrollo, la mujer encargada de impartirlo sacó de entre los alumnos a un chico y a una chica a los que pidió que simularan una felación”.

El padre de uno de los alumnos ha mostrado su indignación a través de Twitter y ha asegurado que conoció lo ocurrido “cuando mi hijo llegó a comer y lo primero que me dijo fue ‘papá, hoy me han humillado en clase’”.

Este padre, junto a otros miembros del AMPA, amenaza ahora con iniciar acciones legales contra el centro.

Publicidad

Según ha declarado este padre al diario “Almería Hoy”, presentará una reclamación ante la Delegación de Educación porque "no estoy dispuesto a tolerar que humillen a mi hijo, pero me consta que otros van a ir directamente a los juzgados”.

Ante la polémica suscitada por este taller, la Asociación de Madres y Padres de Alumnos del centro ha convocado una reunión urgente para decidir qué postura adoptar, ya que había profesores presentes en la charla.

Publicidad

Desde el centro, admiten que solicitaron dicho taller dentro de la oferta propuesta por el Ministerio de Presidencia en el marco del Plan Estatal contra la Violencia de Género, pero que desconocían el desarrollo del mismo dentro de la clase y reconocen haber recibido numerosas quejas por parte de los padres. Ante esta circunstancia el centro ha suspendido el taller que iba a impartirse en otras dos clases.

Tras lo ocurrido, las críticas no se han hecho esperar y muchos usuarios han mostrado su indignación en redes sociales y han puesto de manifiesto que este tipo de situaciones justifican la implantación del “pin parental”.

Investigación de la Junta

El Gobierno andaluz ha informado este viernes en una nota que ha abierto una investigación y que la dirección del centro se ha reunido con la familia del alumno y con el Ampa, así como con el profesorado participante en la actividad, con el fin de obtener la mayor información posible sobre lo ocurrido.

El delegado de la Consejería de Educación en Almería, Antonio Jiménez Rosales, está manteniendo diferentes reuniones con distintos implicados en esta actividad.

Se ha contrastado, por parte de la Junta, que el taller está recogido en el Proyecto de Prevención de Violencia de Género y aprobado por Consejo Escolar.

¿Qué es el programa contra VioGen?

Este plan estatal es un programa de sensibilización sobre los tipos de violencia contra las mujeres y la prevención de la violencia en adolescentes.

Publicidad

Según se explica en los documentos del propio Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales “la formación y actividades previstas están dirigidas a la población estudiantil de segundo ciclo de secundaria (Jóvenes de 3º y/o 4º de Educación Secundaria Obligatoria). La intervención se realizará con el alumnado de secundaria, no obstante, resulta fundamental el acompañamiento y participación de agentes educativos responsables del alumnado seleccionado”.

En un principio van destinados a fomentar la igualdad con charlas formativas sobre roles de género, violencia contra las mujeres en la pareja o violencia de género o violencia sexual: agresiones sexuales y acoso sexual. El objetivo, según el propio documento es “reflexionar y buscar fórmulas sobre cómo pasar a la acción, prevenir y enfrentar la violencia de género en la juventud”. Aunque también incluye charlas sobre feminismo, patriarcado, machismo o mitos del amor romántico, entre otras.

Estando a favor o en contra de este tipo de charlas, los padres coinciden que el programa no incluye este tipo de actividades “humillantes y denigrantes” para los menores y exigen su derecho a decidir que tipo de educación sexual reciben sus hijos. “Queremos saber que les cuentan a nuestros hijos en las actividades extracurriculares”, se puede leer en algunas de las reacciones en redes sociales.