Sociedad

¿El confinamiento puede provocar que nos salgan más canas?

El blanqueamiento el pelo no tiene que ver solo con la edad. Te explicamos por qué salen y como prevenirlas.

El confinamiento al que nos hemos visto sometidos está poniendo a prueba todo nuestro organismo pero sobre todo nuestro estado de ánimo. Cada día que pasamos encerrados el agobio aumenta y eso tiene sus consecuencias, también para nuestro cabello.

Es posible que alguna vez hayas tenido la sensación de que, tras un período de estrés, tu cabeza se ha llenado de canas. De hecho, es algo que habitualmente solemos comentar de los presidentes de Gobierno que tras un tiempo en el poder sus canas se multiplican. Pues bien, no es algo extraño y se ha demostrado científicamente que existe una relación directa entre ambas situaciones.

El proceso natural de envejecimiento, las mutaciones genéticas y, en algunos casos, el ataque inmunológico pueden contribuir a que el cabello pierda su color pero también nuestro estado mental. Un estudio de la universidad de Harvad publicado el pasado mes de enero por la revista Nature, concluye que el estrés puede, con el tiempo, acelerar el proceso de aparición de las canas.

Esto se debe a que el estrés altera el funcionamiento de las hormonas y el metabolismo y puede afectar a la producción de melanina.

La razón parece estar en que cuando se produce una situación de este tipo como la que vivimos ahora con la crisis de coronavirus, nuestro cuerpo de forma innata se prepara para inducir una respuesta de huida, que es lo que hace el organismo ante episodios de estrés. De esta forma, se libera una hormona que provoca la desaparición de las células implicadas para elaborar los pigmentos capilares.

En situaciones de estrés, el sistema simpático secreta noradrenalina, una sustancia química que provoca que algunas células madre proliferen, se conviertan en melanocitos y se vayan del folículo piloso. Cuando el estrés es elevado, los niveles de noradrenalina aumentan y pueden provocar que algunos folículos pierdan todas sus células madre melanocíticas de forma prematura. Y una vez que eso pasa, ya no se puede regenerar el pigmento.

El pánico al coronavirus, la sensación de aislamiento y soledad, y el estrés por no poder continuar con nuestras rutinas pueden acelerar este proceso. ¿Podemos hacer algo para prevenir o retrasar su aparición?

Aquí te damos 6 claves que nos ayudarán a frenar la aparición de más canas mientras dure el confinamiento:

  1. Mantener una alimentación sana y equilibrada. Es fundamental ingerir alimentos ricos en vitaminas y antioxidantes. Algunos expertos recomiendan ingerir alimentos ricos en catalasa (una enzima que protege los folículos pilosos para disminuir la decoloración), como por ejemplo el puerro, el aguacate, las espinacas, la cebolla, el melocotón, la piña o la patata. También es importante conocer que las verduras de hoja verde contienen vitamina B6 y B12 que proporcionan oxígeno al cuero cabelludo y ayudan a renovar las células del folículo piloso.
  2. Comer chocolate, además de alegrarnos la cuarentena también nos ayuda ya que es un alimento rico en cobre y una deficiencia de cobre en el organismo puede reducir la producción de melanina y causar el encanecimiento. Hay nutricionistas que también concluyen que beber té regularmente también puede ayudarte a evitar que las canas aparezcan antes de tiempo.
  3. Una buena higiene del cabello y masajes en el cuero cabelludo también pueden ayudarte. Procura usar champús que contengan enzimas antioxidantes que ayuden a reforzar los melanocitos.
  4. Disminuye tu nivel de estrés con técnicas de relajación como el yoga e incluye el ejercicio físico en tu rutina diaria. Hacer deporte hará que estemos menos agobiados durante la cuarentena y nuestro cuerpo y mente nos lo agradecerán.
  5. Elimina o reduce el consumo de tabaco: las toxinas del cigarrillo aceleran el deterioro capilar.
  6. Por último, puedes elaborar mascarillas de aguacate y cebolla caseras que además de entretenernos nos ayudará a mantener un cabello saludable y con menos canas.