La UE premia a Naturgy por su apuesta por la sostenibilidad

Los Premios Medio Ambiente de la Comisión Europea reconocen a empresas que combinan con éxito la viabilidad económica con la protección del medio ambiente

Cuenta de resultados de Naturgy. Francisco ReynesGonzalo Pérez MataLa Razón

La empresa Naturgy ha sido reconocida en la Sección Española de los Premios Europeos de Medio Ambiente a la Empresa (EBAE, por sus siglas en inglés) de la Comisión Europea por su decidida apuesta por la sostenibilidad. Los premios reconocen a las empresas que combinan con éxito la viabilidad económica de sus negocios con la protección del medio ambiente. El Rey, Felipe VI, entregó el jueves el premio al presidente de la compañía, Francisco Reynés, en un acto organizado por la Fundación Biodiversidad, organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, y que contó con una alta presencia institucional.

Francisco Reynés destacó «el compromiso imparable desde 2018 para enfocar nuestra estrategia, nuestras acciones y nuestro día a día en la sostenibilidad. Queremos ser una empresa líder en la transición energética con una fuerte apuesta por las energías renovables, la economía circular, la movilidad sostenible y la ecoeficiencia como principales pilares de transformación. Los recursos energéticos son la base del desarrollo, y por eso en Naturgy asumimos el compromiso de gestionar el medio ambiente como un activo esencial del que todos somos responsables». Asimismo, Reynés remarcó «la visión innovadora de la compañía sobre el futuro de la energía, alineada con el Pacto Verde Europeo que, más allá de la generación renovable, apunta también a la gestión de redes inteligentes e integradas de electricidad y gas para un futuro neutro en carbono, o los nuevos negocios como son el hidrógeno, el gas renovable y el almacenamiento energético».

Avances significativos

Naturgy ha obtenido avances importantes en los últimos dos años, en los que ha reducido de manera considerable su huella ambiental. En concreto, el grupo ha disminuido un 25% sus emisiones directas de gases de efecto invernadero, un 30% el consumo del agua y un 75% los residuos generados.

Es de destacar su importante impulso en tecnologías limpias. Así, la compañía se convirtió el pasado año en uno de los principales inversores en renovables, con un esfuerzo inversor de más de 1.000 millones de euros, y aumentó el peso de estas energías hasta el 27% en su mix energético, hasta los 4.500 MW, donde destaca el fuerte despliegue desarrollado en España a través de la puesta en marcha de 667 megavatios eólicos y 250 MW de energía solar, así como los proyectos que se están desarrollando en Chile y Australia. Naturgy también fue una de las primeras compañías en solicitar el cierre de todas sus plantas de carbón.

En lo que se refiere a biodiversidad, se desarrollaron 257 iniciativas, alcanzándose una superficie restaurada ambientalmente superior a las 2.600 ha, 60% de las cuales son en espacios protegidos o hábitats de especies protegidas.

El esfuerzo de la compañía fue posible gracias a que durante el pasado ejercicio se destinaron 546 millones de euros en materia de protección ambiental, la mayor cifra de su historia, que han contribuido a impulsar la transición energética, aumentar la ecoeficiencia de las operaciones y activar las iniciativas de protección de la biodiversidad.

Lejos de conformarse, la compañía está inmersa en un profundo proceso de transformación para adaptar su negocio hacia un modelo más sostenible. Para ello, el grupo redobló sus esfuerzos en medio ambiente, acción social y gobernanza. Para conseguirlo, la compañía trabaja en una batería de medidas que están en línea con el objetivo global del Acuerdo de París de frenar el aumento de temperatura del planeta, y con acciones específicas para reducir las emisiones de gases, reforzar la gobernanza en medio ambiente y cambio climático, impulsar el gas renovable y la economía circular y la protección de la biodiversidad y el desarrollo del capital natural.

Por otro lado, Naturgy sigue avanzando en el desarrollo del biometano como exponente de combustible autóctono, neutro en carbono, renovable, circular y dinamizador de la economía rural, que además resuelve los impactos generados por los residuos a partir de los que se genera. Naturgy puso en marcha dos proyectos de innovación en gas renovable el pasado ejercicio y realizó por primera vez en el país la inyección de biometano en la red de distribución de gas.Esta nueva estrategia medioambiental también tiene su impacto en el cliente. Naturgy considera que el cambio climático es un reto ambiental a nivel global y se compromete a ofrecer a sus clientes productos y servicios energéticos para contribuir a mitigarlo.