España necesitaría 14.000 enfermeras más para hacer frente a un pico máximo en las UCIS

Un estudio sostiene que en un escenario de pocos contagios bastaría con 5.000 más

Protestas por sexto día consecutivo del personal sanitario y pacientes frente al Hospital Mateu Orfila de Mahón en contra del cese del actual jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos de este centro.David Arquimbau Sintes

Un estudio realizado por el Consejo General de Enfermería revela que, en un escenario pesimista de la pandemia de Covid-19, España necesitaría cerca de 14.000 enfermeras más en ls unidades de cuidados intensivos (UCI) para poder dar respuesta a una posible ocupación total de camas disponibles. Según informa la organización que preside Florentino Pérez Raya, en un panorama intermedio, con un 60% de ocupación de las camas UCI, se requerirían entre 7.600 y 9.166 enfermeras para poder atender a los pacientes. Si la pandemia evolucionara mejor de lo previsto, con una ocupación de camas del 30%, se necesitarían entre 4.500 y 6.000 enfermeras, según refleja el estudio.

“Aumentar la capacidad de atención en las UCIS no sólo consiste en aumentar el número de camas, respiradores u otras infraestructuras. Se necesitan profesionales para atender adecuadamente a estos pacientes, y es importante advertir que una enfermera de cuidados intensivos no se forma de la noche a la mañana. Mediante algunas iniciativas somos capaces de dar una respuesta inmediata y paliar, en la medida de lo posible, la presión asistencial que viene, pero no olvidemos que son parches. Se hace preciso una adecuada planificación en la que se cuente con los expertos”, afirma Pérez Raya en un comunicado. A día de hoy, la mayor escasez de camas de UCI se da en La Rioja, con 6,34 camas por cada 100.000, así como en Ceuta y en Melilla. Lejos de solucionarse, la falta de personal persiste en esta segunda ola.