200 trabajadores de la Sanidad han sido vacunados en Pontevedra sin que les tocara

El Sindicato Médico denuncia que no están en primera línea y pide depurar responsabilidades

Un trabajador sanitario prepara la segunda dosis de la vacuna contra el Covid-19 de Pfizer-BioNTech para administrar
Un trabajador sanitario prepara la segunda dosis de la vacuna contra el Covid-19 de Pfizer-BioNTech para administrarQuique GarciaEFE

La Delegación de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) en Galicia ha denunciado que la gerencia del Área Sanitaria de Pontevedra-O Salnés ha priorizado la vacunación de al menos 200 trabajadores que no están en relación directa con la Covid-19 en detrimento de los profesionales que se encuentran en primera línea en la lucha contra el virus SARS-CoV-2.

En un comunicado, la organización acusa a la dirección del área sanitaria de “incumplir las instrucciones remitidas por la Gerencia del Servicio Gallego de Salud para la aplicación del plan de vacunación, priorizando la inmunización del personal de diversos servicios, como admisión central, informática, cocina, personal de laboratorios centrales, personal administrativo de dirección, técnicos de salud, médicos en situación de incapacidad temporal o personal en otras actividades asistenciales, que suman en total 150 dosis”.

A juicio de CESM Galicia, el problema no es que se haya vacunado a estos trabajadores, “sino que se ha dejado de inmunizar al personal que está de forma permanente en contacto con pacientes, potencialmente enfermos o transmisores de la infección, aunque no hayan sido diagnosticados o etiquetados como sospechosos de riesgo”.

La central ha enviado un escrito al consejero de Sanidad, Julio García Comesaña, en el que reclama que se tomen medidas con carácter inmediato para resolver esta situación “de extrema gravedad”, por la posibilidad de contagio durante el tiempo que transcurra hasta que puedan recibir la vacuna, “en cuyo caso deberían dirimirse las responsabilidades ante los tribunales, ya que las vacunaciones se paralizaron el pasado 19 de enero y no hay noticias de que se vayan a reanudar próximamente”. La CESM pide también que se depuren responsabilidades.