Sanidad localiza once casos de la nueva cepa india en España

La variante brasileña sigue su expansión, con una alta incidencia en el País Vasco

Buque de carga, el Prometheus Leader, atracado en Vigo
Buque de carga, el Prometheus Leader, atracado en VigoSalvador SasEFE

La cepa del virus causante de la Covid-19 que está devastando India prosigue su expansión por España. De momento, nuestro país contabiliza al menos 11 posibles contagiados. Cuatro de ellos se corresponden a un brote en estudio que afecta a varias regiones, de los que dos han sido confirmados mediante secuenciación. Dicho brote está vinculado con un caso importando del país asiático. Las autoridades sanitarias han identificado además siete casos en los que está implicado un sublinaje de la variante en un barco con varios tripulantes procedentes de India.

Esta es la información que ha incorporado, al menos, el Ministerio de Sanidad, en la última actualización de su informe semanal sobre el impacto de las variantes de SARS-CoV-2 en la Salud Pública española. En el texto, el departamento que dirige Carolina Darias avisa de que la cepa procedente de dicho país presenta mutaciones compatibles con posible escape a la inmunidad, aunque especifica que los primeros estudios parecen indicar que la reducción en la capacidad de neutralización por anticuerpos sería leve. Asimismo, muestra un moderado aumento de transmisibilidad.

Sanidad también se detiene en la variante brasileña de Manaos, conocida como P.1, que está detrás de un importante aumento de casos en nuestro país en las últimas semanas, aunque aún por detrás de la variante británica, responsable ya de más del 90% de los casos secuenciados en nueve autonomías. De la brasileña, el Ministerio apunta un probable aumento de la transmisibilidad y un escape a la respuesta inmune. En el último informe, le dedica un epígrafe tanto a ella como a la cepa surafricana.

Según señala, «un número cada vez mayor de laboratorios está empezando a utilizar pruebas PCR capaces de identificar muestras compatibles» con ambas variantes, aunque matiza que «hay que tener en cuenta que no todas las muestras analizadas corresponden a casos seleccionados aleatoriamente, sino en el contexto de investigación de brotes».

Por ello, y por disponer de datos de pocas autonomías, explica que «los resultados no pueden considerarse representativos a nivel nacional». Los porcentajes de probables casos de estas cepas estimados oscilan entre el 0,1% de Cataluña y el 3,6% del Pais Vasco, territorio que experimentó un incremento la semana pasada.