La espera para operarse se dispara a casi cinco meses con la pandemia

Los enfermos deben aguardar 148 días, frente a los 121 de 2019. Los datos de Sanidad destapan una bolsa de 685.175 pacientes pendientes de quirófano durante la pandemia

184.312 pacientes esperan ya más de seis meses para pasar por el quirófano
184.312 pacientes esperan ya más de seis meses para pasar por el quirófanoGRUPO RIBERA GRUPO RIBERA

La pandemia que irrumpió a finales de febrero de 2020 ha tenido un efecto devastador sobre las listas de espera en España. Durante la primera ola y parte de la tercera, la avalancha de enfermos de coronavirus obligó a los hospitales de la mayor parte del país a retrasar consultas u operaciones programadas no urgentes para volcar todos sus recursos en la atención de los enfermos infectados por el virus causante de la Covid-19.

Los datos en poder del Ministerio de Sanidad revelan en concreto que el 31 de diciembre del pasado año había 685.175 personas aguardando una operación, la segunda cifra más alta de la historia tras los 704.997 enfermos que se encontraban en espera de pasar por el quirófano a finales de 2019.

Aunque la reducción registrada a lo largo de 2020 podría dar a entender que se ha producido una mejoría, al descender en 19.822 las personas en esta situación, los expertos en gestión sanitaria intuyen que numerosos enfermos de patologías ajenas a la Covid-19 aplazaron la asistencia a los centros sanitarios por miedo a contagiarse, como han venido alertando los médicos especialistas en diferentes áreas.

Además, siempre han apuntado que el factor clave para medir el impacto de las listas de espera no es tanto el número total de pacientes que se encuentran en ellas sino el tiempo que han de hacerlo.

Y éste ha aumentado de forma dramática. Las estadísticas oficiales constatan que los pacientes han pasado de esperar de media 121 días para una intervención quirúrgica a hacerlo 148 días o, lo que es lo mismo, casi cinco meses. Y en algunas patologías este retraso extra de 27 días registrado en un solo año puede ser letal.

De hecho, nunca antes en la historia del Sistema Nacional de Salud (SNS) la demora media contabilizada al final de un año natural había sido tan elevada como en diciembre de 2020.

La curva muestra que tras el estallido de la primera ola, entre marzo y mayo, los enfermos de otras patologías ajenas a la Covid pasaron de esperar 121 días de media para operarse a hacerlo 170 días.

Al descender los contagios en verano los hospitales pudieron reiniciar su actividad ordinaria y la demora media bajó entonces hasta situarse en los 148 días de diciembre, justo cuando empezaba a brotar la tercera ola de la pandemia en España.

Listas de espera
Listas de esperaJosé Luis Montoro

La situación empeora mucho en algunas especialidades. De los 685.175 pacientes contabilizados en diciembre de 2020, 178.651 aguardaban una operación en Traumatología; 131.654 en cirugía general y aparato digestivo, y 131.147 para oftalmología. Según los datos de Sanidad, la especialidad en la que hay que esperar más tiempo para operarse es una de la que más estigmas acarrea para los enfermos el retraso, la cirugía plástica –346 días de media–, seguida de la neurocirugía –217 días– o la propia traumatología –173 días–, con gran impacto en las bajas laborales. Las estadísticas oficiales no revelan el tiempo que hay que esperar en oncología.

En cuanto a los procesos, los pacientes que han de someterse a una operación de juanetes (hallux valgus) tienen que esperar de media en el conjunto del país 181 días (48 más que en 2019); para una cirugía cardiaca vascular 95 días (38 más) y para una prótesis de rodilla 180 días (69 más).

Otro dato dramático es el del número de pacientes que se ven obligados a esperar más de seis meses para una intervención: 184.312, el 26,9% del total. Este porcentaje alcanza niveles récord en Castilla-La Mancha (56,1%) y es muy bajo en País Vasco (5,5%), Galicia (6,1%) y Asturias (6,2%).

La información del Ministerio de Sanidad sobre las listas de espera no se detiene en las quirúrgicas. Antes de inscribirse en ellas, el paciente debe pasar por el via crucis de ser diagnosticado por un especialista tras el preceptivo tránsito por el centro de salud o las urgencias de un hospital.

A finales del pasado año debían esperar de media para acceder a las llamadas consultas externas 53,6 días, frente a los 63,72 de diciembre de 2019, aunque en comunidades como Cataluña el tiempo se dispara hasta los 152 días. La curva de Sanidad muestra una gran y sorprendente reducción en el primer semestre del año, coincidiendo paradójicamente con la primera ola, y un progresivo empeoramiento en el segundo.

Este fenómeno se debe también al rechazo que los pacientes no Covid a acudir al hospital para una patología en principio no urgente por miedo a contagiarse de coronavirus.

En traumatología, el tiempo ascendía a 118 días en diciembre de 2020; en dermatología a 111, y en oftalmología a 104 días. En Ginecología la espera era de 55 días, y en cardiología de 74 días.

Las estadísticas muestran que un 47,2% de los enfermos se ven obligados a aguardar más de 60 días en las llamadas especialidades básicas, entre las que se incluyen, además de las ya citadas, otorrinolaringología, cirugía general y aparato digestivo, urología, neurología, traumatología y oftalmología, según recoge el informe sobre la evolución de las listas de espera que ha elaborado el departamento de Carolina Darias.