80 días para una cirugía en Madrid frente a los 286 de Castilla-La Mancha

Los datos oficiales revelan diferencias abismales en función de cada autonomía

Imagen de un quirófano del Hospital del Sur (Canarias)
Imagen de un quirófano del Hospital del Sur (Canarias)GOBIERNO DE CANARIAS GOBIERNO DE CANARIAS

Los datos oficiales sobre las listas de espera ponen de manifiesto que hay una España de dos velocidades en Sanidad. El pasado 31 de diciembre, los pacientes aguardaban una media de 148 días para someterse a una intervención quirúrgica en el conjunto del país, pero las diferencias entre comunidades eran abismales. Muy por debajo de esa media se encuentran regiones como el Principado de Asturias, que registran 60 días de espera; País Vasco, con 68 días; Galicia, con 73, y La Rioja, con 75. Pese a haber subido la demora media a lo largo de 2020, en Madrid el tiempo de espera para operarse es de apenas 80 días, 68 días menos que la media nacional.

En el otro lado de la balanza se sitúan Castilla-La Mancha, en donde los pacientes se ven obligados a aguardar 286 días para una cirugía; Andalucía, en donde la demora alcanza los 188 días; Aragón, que registra 180; Extremadura, con 175 y Cataluña, con 155 días. Las estadísticas de Sanidad revelan que en Madrid la tasa de pacientes en espera por cada 1.000 habitantes es de apenas un 9,73. En Cataluña, asciende a 23,97 y en Extremadura a 24,06.

Llamativas son también las esperas en algunas comunidades. En Castilla-La Mancha, someterse a una operación de cirugía plástica conlleva una demora de 450 días, mientras que en Asturias requiere sólo 61 días. En la primera, los pacientes tardan 341 días para ser intervenidos en traumatología, mientras que en La Rioja la espera es de apenas 70 días. También por regiones, los datos revelan que si el 18,8% de los pacientes esperan más de seis meses para pasar por el quirófano, en Castilla-La Mancha el porcentaje es del 48,9%; en Extremadura del 35,3% y en Cataluña del 26,9%. En Madrid se queda en un 11,2%.

Críticas sin fundamento

Estos datos desmontan muchas de las críticas recibidas por esta comunidad pues los expertos en gestión sanitaria los consideran como una de los mejores termómetros para medir el funcionamiento de un sistema sanitario y la Comunidad de Isabel Díaz Ayuso se encuentra en todos los apartados por debajo de la media del país. Llamativos son los datos sobre cirugía cardiaca, una intervención fundamental para evitar riesgo de muerte. Si en Madrid alcanza los 92 días, en Castilla-La Mancha se eleva a 232 días, y en Extremadura a 170 días.

La España sanitaria de dos velocidades también queda constatada en las listas de espera para la consulta del especialista. En especialidades básicas como ginecología, oftalmología, traumatología, dermatología, otorrinolaringología, neurología, cirugía general y aparato digestivo, urología y cardiología el tiempo medio es de 99 días, pero la brecha entre comunidades es abismal. En el País Vasco apenas alcanza los 30 días; en Asturias, 37; en La Rioja, 40, y en Madrid, 41. En el otro lado de la balanza se sitúan Cataluña, con 152 días; Aragón, con 147 días, Canarias, con 134 días, y Extremadura, con 126 días. Otra estadística ilustradora de las diferencias autonómicas es la relativa al porcentaje de citas en las que el tiempo de espera es superior a 60 días.