Vivir un infierno para poder llegar a ser un ángel de Victoria’s Secret

Bridget Malcolm relata las duras exigencias con las modelos de la marca de lencería, que se ha visto obligada a cambiar de estrategia: de mujeres sexis a culturalmente relevantes

Bridget Malcolm puso en riesgo su salud para cumplir su sueño de ser una Ángel de Woman's Secret
Bridget Malcolm puso en riesgo su salud para cumplir su sueño de ser una Ángel de Woman's Secret@bridgetmalcolm

Los ángeles de Victoria’s Secret Elsa Hosk, Jasmine Tookes, Sara Sampaio, Romee Strijd, Stella Maxwell y Martha Hunt lucían espontaneidad, belleza y desparpajo en el videoclip “2U”, fruto de la colaboración de Justin Bieber y David Guetta. Corría el año 2007. Nadie podía pensar que detrás de sus sonrisas había unas exigencias y sacrificios que podían incluso poner en riesgo su salud.

Así no ha denunciado la modelo australiana Bridget Malcolm, que formó parte del equipo de ángeles durante 2015 y 2016 y que ha denunciado la cultura tóxica impulsada por la marca. Malcolm afirma que desde el primer día le dejaron claras las exigencias de la compañía de lencería: Para ser un ángel, tienes que estar súper delgada.

En una entrevista en el programa “60 minutos”, explicó como la presión que sentía por tener que perder peso le llevó a estar tan desnutrida que subir un tramo de escaleras le llevaba 10 minutos. Fue un momento extremo. Su cuerpo dijo basta. La desnutrición por la falta de alimentos, la fatiga mental por la presión y la ingesta de fármacos contra la dejaron sin fuerzas para apenas caminar: “Tenía un trastorno alimentario, dependía de medicamentos contra la ansiedad, tenía ataques de pánico constantemente, estaba agotada”, dijo.

“Mi cuerpo estaba desnutrido, mi mente también, era implacable. La presión que ejercía la compañía conmigo y con otras mujeres fue bastante fuerte. Yo sentí que pretendían controlar nuestras vidas”.

Bridget llegó al mundo de la moda por casualidad. Fue descubierta con 14 años cuando caminaba por las calles de Perth y un año después su agente ya comenzó a decirle que tenía que bajar de peso. Después de 10 años en el mundillo, el resultado fue demoledor. Llegaron los trastornos alimentarios, con los que tuvo que lidiar durante toda su carrera y le llevaron incluso a dejar de comer durante días, en los que sólo bebía agua. “Estaba molesta conmigo misma porque mi objetivo era estar sin comer durante cinco días pero lo máximo que pude fueron tres. Y tuve que dejarlo porque me desmayaba, no podía moverme.

Pero todo ese calvario quedaba atrás cuando se subía a la pasarela. Con el paso del tiempo, recordó que durante los desfiles sonreía pero su mirada indicaba que estaba muerta por dentro. Su peor momento llegó en 2017, cuando ocurrió el episodio de las escaleras: “Acababa de llegar a la cima y tuve una horrible sensación de vacío al ver que tendría que vivir así el resto de mi vida a menos que hiciera algo al respecto”, dijo.

Bridget, que ahora es una activista en favor de la salud mental, ya criticó las exigencias de la marca de lencería en una serie de vídeos de Tik Tok publicados el pasado verano, en los que detallaba la presión para perder peso a la que le sometieron en Victoria’s Secret.

@bridgetmalcolm

And I think the tent is making my teeth look green, what a time

♬ original sound - Bridget Malcolm

Esta no es la primera vez que Bridget critica la cultura en Victoria’s Secret. El pasado mes de junio compartió una serie de videos de TikTok en los que detallaba la presión para perder peso mientras trabajaba para la marca. “Se creó esta cultura de que si adelgazas un poco más y sigues haciendo lo que queremos que hagas, serás un ángel mundialmente famoso. Va a a ser increíble‘’, explicó.

@bridgetmalcolm

TW: sexual harassment. Remember when playboy tried to be trendy? Lol. Part 3 up

♬ original sound - Bridget Malcolm

Bridget era una niña, sin la madurez necesaria para afrontar una situación como esa: “Así que me lo creí y pensé, ‘quiero esto’. Sería una estupidez si no aprovecho esta oportunidad”. Y decidió seguir adelante.

Comenzó a perder peso pero nunca era suficiente pero yo pensaba que me quedaba poco para conseguirlo. Después de muchos años de sacrificios y de lucha la presión no sólo le llegaba de fuera: “Había renunciado a gran parte de mi vida estaba tan obsesionada que pensé que si no lo lograba en ese momento habría desperdiciado mis últimos 10 años. Y aceptó las exigencias de Victoria’s Secret.

Ahora, desfila para Ralph Lauren y Stella McCartney, que le hacen sentirse bien consigo misma: “Trabajo con marcas que son encantadoras, que tratan a las mujeres como mujeres, que no me sexualizan y me tratan con respeto. Estoy feliz “, dijo.

Cambio de rumbo de Victoria’s Secret

Victoria’s Secret decidió el pasado mes de junio dar un golpe de timón y cambió a las modelos con poca ropa por mujeres con liderazgo el diversos ámbitos. Los ángeles han dado paso a un grupo de siete mujeres “culturalmente relevantes”, entre las que están la actriz Priyanka Chopra, de 38 años, y la polémica estrella del fútbol norteamericana Megan Rapinoe, de 35.

Un portavoz de Victoria’s Secret explicó que “hay un nuevo equipo directivo que está totalmente comprometido con la transformación continua de la marca y que pretende crear un entorno inclusivo para que nuestros clientes y socios animen y defiendan a todas las mujeres”.