¿Qué es el ”malpaís” que genera la lava del volcán de La Palma?

Cuando la erupción de ‘Cumbre Vieja’ se detenga y las coladas de lava se solidifiquen el paisaje quedará totalmente cambiado, invadido por un terreno que los canarios llaman ‘malpaís’

FOTO: Daniel Roca AP

La lava que ha salido del volcán de ‘Cumbre Vieja’ en La Palma ha cubierto desde que comenzó la erupción más de 413 hectáreas. Cuando la erupción se detenga y las coladas de lava se solidifiquen cambiará totalmente el paisaje. Se generará un terreno inutilizable durante décadas o incluso siglos. Es lo que se conoce como ‘malpaís’.

Con este término se denomina en geomorfología al accidente de relieve caracterizado por la presencia de rocas poco erosionadas de origen volcánico. Es decir, el terreno que la lava cubre tras una erupción volcánica. Cuando la lava se enfría, se convierte en una roca muy dura que tapa en la superficie y acaba con todo lo que habita sobre ella.

La Real Academia Española define el término como “campo de lava reciente, con una superficie tortuosa, estéril y árida”. Mientras, el Instituto Geográfico Nacional (IGN) lo describe de manera más específica y clasifica las coladas de lava en dos: ‘malpaís’, de aspecto escoriáceo y ‘pahoehoe’, lavas fluidas que dan lugar a lavas cordadas. En Canarias, el IGN enumera cuatro ‘malpaíses’: el Malpaís de la Arena y Malpaís Grande, ambos en Fuerteventura y los Malpaís de Güímar y Malpaís de la Rasca, en Tenerife.

Cuando todavía el río de fuego sigue fluyendo por la isla canaria, muchos se preguntan qué se podrá hacer con las coladas, qué ocurrirá con las carreteras, con las plantaciones o si quien tenía allí su vivienda podrá levantarla de nuevo. Un ‘malpaís’ es un terreno sobre el que resulta imposible construir o cultivar, puesto que, al ser un suelo volcánico, no hay tierra a la que las plantas se puedan adherir.

El catedrático de Geología de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria José Mangas, experto en vulcanismo, reconoce en declaraciones Efe que es “ciencia ficción” pensar en retirar del terreno una losa de roca de ese tamaño. Primero, porque el término losa quizás no sea el más acertado: las coladas de lava escoriácea -el nombre científico del malpaís- son terrenos irregulares, casi impracticables. Los vulcanólogos destacan que este terreno solo se pueden atravesar a pie y a duras penas, con riesgo de romperse una pierna al menor descuido.

¿De dónde vine el término?

El Diccionario Histórico del Español en Canarias asegura que el término “se creó en Canarias sobre una palabra de origen francés, ‘pays’, apenas usada en el español medieval, y presenta una frecuencia de uso bastante significativa desde finales del siglo xv en textos castellanos escritos en Canarias y en América Desde las Islas Canarias el término saltó a América, en donde se usa para describir los mismo paisajes. Es conocido el el Monumento Nacional El Malpaís y el Carrizozo Mapís, ambos en Nuevo México, Estados Unidos.