El año 2021, el segundo con menos víctimas de tráfico en carretera en España

El ministro Grande Marlaska ha señalado que el balance no puede ser positivo, porque 1.004 fallecidos “son muchos”

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska (2d); el director general de Tráfico, Pere Navarro (2i); el Fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas Cabrera (d), y el General  Jefe de la ATGC, José Ignacio Criado (i), durante la presentación del balance de la siniestralidad vial en 2021, este viernes en Madrid.
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska (2d); el director general de Tráfico, Pere Navarro (2i); el Fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas Cabrera (d), y el General Jefe de la ATGC, José Ignacio Criado (i), durante la presentación del balance de la siniestralidad vial en 2021, este viernes en Madrid. FOTO: Mariscal EFE

El año 2021 ha cerrado con 1.004 fallecidos en accidente de tráfico en las carreteras, lo que supone el segundo año de la serie histórica con menos víctimas, solo por detrás de 2020, en el que fallecieron 870 personas, aunque hay que tener en cuenta que fue el año del confinamiento, lo que redujo notablemente la movilidad por la pandemia. Por comunidades autónomas, disminuyeron las personas fallecidas en todas las regiones, excepto en Castilla-La Mancha (+17), Baleares (+10); Andalucía (+12); Cantabria (+4) y Comunidad Foral de Navarra (+3). Cataluña (-40) y Comunidad de Madrid (-25) son las que mayores reducciones registraron en 2021.

Respecto a 2019 (año de referencia con el que se comparan los datos), el número de víctimas mortales en vías interurbanas se ha reducido un 9 % (97 muertos menos).

En lo que a movilidad se refiere, durante el pasado año se registraron 393,7 millones de movimientos de largo recorrido por carretera, lo que supone un 8 % menos que en 2019 (427,1 millones) y un aumento del 23% en relación con el 2020, “un año excepcional y extraño en el que todo quedó condicionado por la pandemia y por las limitaciones a la movilidad”.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha informado hoy de estos datos junto al director general de Tráfico, Pere Navarro, en la rueda de prensa sobre el balance provisional de accidentalidad vial del año que acaba de terminar, que contabiliza las víctimas registradas en las 24 horas siguientes a los siniestros y solo en vías interurbanas.

En 2021 se produjeron 921 siniestros mortales en las carreteras en los que, además de los 1.004 fallecidos, otras 3.728 personas resultaron heridas graves, un 16 % menos que en 2019. Tres de cada cuatro fallecidos en accidente se siguen produciendo en carreteras convencionales y uno en autovía o autopista, una tasa que se permanece estable.

El pasado año hubo 42 días sin víctimas mortales en carretera frente a los 30 de 2019.

Grande-Marlaska ha resaltado que el balance indica que se mantiene la tendencia positiva de reducción de la siniestralidad de la última década, pero ha reconocido que la valoración no puede ser positiva porque 1.004 fallecidos “son muchos”.

Usuarios vulnerables

El 38 % de los fallecidos en 2021 eran usuarios vulnerables, de los que 110 fueron peatones atropellados (8 % menos que en 2019), 31 ciclistas (9 menos pese al aumento del uso de la bicicleta) y 241 motoristas, un 16 % menos que en 2019, “un importante descenso” este último que Grande-Marlaska espera que sea un indicador del cambio de tendencia en este colectivo.

Además, murió en carretera un usuario de vehículo de movilidad personal, a pesar de que, según ha recordado el ministro, tienen prohibido circular por vías interurbanas.

Respecto a 2019, disminuyeron un 22 % los fallecidos en colisiones frontales y un 7 % los fallecidos en salidas de vía, aun así, éstas siguen siendo el tipo de accidente más frecuente con el 39 % de los fallecidos.

Un 23% más de jóvenes fallecidos

El mayor descenso de los fallecidos se ha producido en el grupo de edad de más de 64 años, con una caída de más del 25%, mientras que llama la atención respecto a otros años el aumento de la siniestralidad en jóvenes de 15 a 24 años (23 % más que en 2019). A falta de un análisis más profundo, el director general de Tráfico lo ha justificado en una mayor presencia de los jóvenes en la carretera y en un descenso de los desplazamientos de las personas mayores por la pandemia.

Grande-Marlaska ha alertado sobre la utilización de los elementos de seguridad, ya que 140 fallecidos que viajaban en turismo y furgoneta (26 %) no llevaban puesto el cinturón en el momento del accidente. “De haberlo hecho, la mitad habrían salvado la vida”, ha advertido el ministro, quien ha lamentado que el uso del cinturón no se haya interiorizado.

Además, 10 de los motoristas y 8 de los ciclistas muertos en carretera no llevaban puesto el casco.

El parque de vehículos se ha incrementado en un 2% respecto a 2019, llegando a los 33,2 millones de vehículos y el censo de conductores se mantiene igual que en 2019, con 27,3 millones de conductores.