Arranca una nueva campaña «Ningún Hogar sin Alimentos»

Fundación «la Caixa» y CaixaBank impulsan esta acción de ayuda social

Una imagen solidaria que se volverá a repetir a partir del lunes próximo
Una imagen solidaria que se volverá a repetir a partir del lunes próximo FOTO: David Campos David Campos

Se presenta como una edición especialmente clave, puesto que la previsión es que crezca un 20% la demanda de los Bancos de Alimentos que, paralelamente, tienen grandes problemas para dar respuesta a las necesidades de sus usuarios. La situación que viven los Bancos de Alimentos es realmente crítica, no solo porque ha aumentado la demanda, sino porque también se ha reducido su capacidad de reunir y adquirir alimentos para entregar a las entidades que trabajan con las personas más vulnerables, y ello repercute directamente en sus usuarios.

Por un lado, tras dos duros años de pandemia y la crisis económica y social que se derivó, en España hay cerca de 1,5 millones de personas que necesitan ayuda alimentaria, pero las previsiones indican que esa cifra podría aumentar en torno al 20% durante el 2022 debido al solapamiento de las consecuencias de la emergencia sanitaria con el alza de los precios y la consiguiente pérdida de poder adquisitivo de las familias.

En este sentido, cabe recordar que en abril se produjo una subida interanual del 8,4% en el IPC. Es más, según las previsiones de la OCU, en 2022 las familias gastarán 500 euros más solo en alimentos básicos.

Esta situación, como alertan desde los Bancos de Alimentos, provocará que muchos de los nuevos usuarios que necesitarán ayuda alimentaria a lo largo de este año sean personas con trabajo y familias de rentas bajas y medias, así como refugiados ucranianos. Pero el gran problema es que, ante esta creciente demanda, los Bancos de Alimentos, lejos de poder adaptarse a la nueva situación, han perdido capacidad de respuesta.

El actual panorama ha provocado una desestabilización de los presupuestos de los Bancos de Alimentos, que ya no podrán cumplir con las metas que se habían marcado para un año 2022 en el que además se prevé un aumento del número de usuarios. En este contexto de emergencia, el próximo lunes arranca la tercera edición de la campaña «Ningún Hogar Sin Alimentos» que impulsan la Fundación «la Caixa» y CaixaBank, gracias a la cual se recaudaron más de 5,5 millones de euros en toda España entre 2020 y 2021 que permitieron adquirir 5.986 toneladas de alimentos básicos para distribuir a través de casi 9.000 entidades a las personas que más lo necesitaban.

«Vivimos un nuevo momento de incertidumbre. Tras dos años de intensa crisis social por culpa de la pandemia, la escalada de precios en la industria alimentaria, entre otros factores, merma aún más el poder adquisitivo de los hogares españoles. Este hecho también repercute en una disminución de las donaciones que reciben los bancos de alimentos asociados a FESBAL. Por este motivo, la campaña de la Fundación “la Caixa” y CaixaBank es de gran ayuda para que los Bancos de Alimentos puedan continuar su labor y para que a los miles de familias que tienen dificultades para llegar a fin de mes no les falten alimentos», sostiene el presidente de la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL), Pedro Miguel Llorca.

«Estamos atendiendo como podemos las necesidades de familias que se encuentran en estado de urgente necesidad. El incremento de beneficiarios se ve agravado por la situación de desabastecimiento en los almacenes por el que están atravesando los diferentes Bancos de Alimentos. Esta situación ha ocasionado una disminución en la cantidad de alimentos que nos pueden suministrar, tanto de alimentos no perecederos como de frutas y verduras. En este sentido hemos pasado de entregar 25.967 kg en el primer cuatrimestre del 2021 a 19.224 kg en el mismo período del 2022», explica el coordinador de reparto de alimentos de la Parroquia San Félix de Madrid, Félix López.

«La difícil situación actual hace que esta campaña siga siendo muy necesaria para miles de personas y familias que se ven obligadas a pedir ayuda para cubrir sus necesidades más básicas. Por eso, igual que hicimos en los peores momentos de la pandemia, reforzamos nuestro compromiso con los Bancos de Alimentos. Hacen falta soluciones inmediatas y por ello, abrimos la campaña con un donativo de 1 millón de euros por parte de la Fundación “la Caixa”. Animamos a las empresas y a la ciudadanía a sumarse a este reclamo de ayuda», afirma la directora del Área de Relaciones con Entidades Sociales de la Fundación “la Caixa”, Joana Prats.

«La labor que lleva realizando durante años la Federación Española de Bancos de Alimentos atendiendo a todas las familias que no están pasando por el mejor momento es francamente admirable y, en un contexto de inflación como el actual, resulta imprescindible que apoyemos su contribución todo lo posible. El compromiso social es uno de los valores fundamentales de CaixaBank y, por ello, solo podemos unir fuerzas con la Fundación “la Caixa” y los Bancos de Alimentos para canalizar nuestro apoyo a los colectivos más vulnerables», ha apuntado Raúl Marqueta, director de Acción Social de CaixaBank.

¿Cómo se puede colaborar?

A partir del 16 de mayo, se pueden realizar donaciones a través de la red de cajeros automáticos de CaixaBank, la red más extensa de todo el país; a través de CaixaBank NOW, tanto en la app como en la web; y por medio del portal corporativo www.caixabank.es, para los que no son clientes de la entidad. Otra opción de colaboración es a través de Bizum, enviando un donativo a la causa 38014. La cuantía total de las donaciones se distribuirá entre los 54 bancos de alimentos asociados a la FESBAL.

Tanto FESBAL, como CaixaBank y la Fundación “la Caixa” hacen un llamamiento a las empresas y a la sociedad española para que continúen mostrando solidaridad con quienes más la necesitan.

Toda la información de la campaña y de las distintas formas de colaboración se puede encontrar en la página www.ningunhogarsinalimentos.org.