Salud

Descubren que un viejo medicamento ayuda a combatir la calvicie

Los médicos han llegado a la conclusión de que un ingrediente de un tratamiento tópico funciona mejor al tomarse vía oral

5 tratamientos para la alopecia
Tratamientos para la alopecia FREEPIK

España es segundo país del mundo con mayores índices de alopecia. Un 42,6% de los hombres en nuestro país sufre caída severa del cabello, siendo tan solo superados por la República Checa. Una persona pierde al día entre 100 y 150 pelos al día, dato en absoluto preocupante si se tiene en cuenta que se tienen unos 100.000 pelos de media. Sin embargo, existen personas a las que la caída del cabello les es más acusada. En el 98% de los casos se debe a la alopecia androgénica, una patología que afecta principalmente a los varones, aunque 4 de cada 10 mujeres también la padecen tras la menopausia.

Ahora, según informa el New York Times, un antiguo medicamento contra la calvicie se está prescribiendo en Estados Unidos con una nueva formulación y está logrando restaurar el cabello en muchos pacientes. Se trata del minoxidil, un conocido fármaco para el tratamiento de la caída del cabello que lleva desde los años 80 en nuestras farmacias, pero que ahora se utiliza de una forma diferente. En lugar de aplicarlo como un loción directamente en el cuero cabelludo, se está recentando de forma oral, en dosis muy bajas.

Este tratamiento aún no ha sido aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y se receta fuera de lo indicado, una práctica habitual en el sector de la dermatología, según recoge el citado medio. A pesar de ello, un grupo cada vez mayor de especialistas están ofreciendo estas pastillas y, según indican, está teniendo buenos resultados.

Un estudio internacional publicado en ‘Journal of the American Academy of Dermatology’ en marzo de 2021 confirmó la eficacia de la terapia minoxidil oral a dosis bajas (0,25-5 mg al día) en la alopecia androgénica. Además, según la investigación, que incluyó a 1.404 pacientes, presentó un buen perfil de seguridad, con un riesgo de efectos adversos sistémicos bajo.

Solo el 1,7 por ciento de los pacientes requirió suspender la terapia debido a efectos adversos. El efecto adverso más frecuente fue la hipertricosis (15,1%). Los efectos adversos sistémicos incluyeron mareo (1,7%), retención de líquidos (1,3%), taquicardia (0,9%), dolor de cabeza (0,4%), edema periorbitario (0,3%) e insomnio (0,2%). No se notificó ningún efecto adverso grave.

El minoxidil es un vasodilatador arteriolar, creado originalmente como tratamiento de la hipertensión arterial (a dosis entre 10-40 mg al día). El fármaco obtuvo un nuevo uso después de que observaron que uno de los efectos que producía en los pacientes era un engrosamiento del pelo, lo que fue el origen de las investigaciones del minoxidil de uso tópico, que se viene utilizando como tratamiento efectivo para la alopecia desde hace más de 25 años.

La alopecia androgénica provoca la disminución progresiva en la actividad del folículo piloso, que va decreciendo de tamaño hasta que se produce la atrofia total del bulbo piloso con la consiguiente pérdida del pelo. El minoxidil produce un incremento de una sustancia estimuladora del crecimiento capilar llamada prostaglandina E2, induce que los folículos pilosos prolonguen su fase de crecimiento (‘fase anágena’) y acorten su fase de caída (‘fase telógena’) y, además, al ser un fármaco vasodilatador, mejora el flujo sanguíneo en los folículos pilosos.

No obstante, algunos dermatólogos afirman que la loción no es muy eficaz para algunos pacientes, quizá porque abandonan el tratamiento sin que de tiempo a que surta efecto por lo engorroso del proceso. Otros pacientes descubren que la loción simplemente no les funciona. Según los expertos consultado por New York Times, el minoxidil tiene que ser convertido en una forma activa por las enzimas sulfotransferasas, que pueden o no estar presentes en cantidades suficientes en las raíces del cabello. Sin embargo, cuando el medicamento se toma por vía oral, el ingrediente activo se convierte automáticamente, lo que hace que sea más efectivo. Además, basta con ingerir una pastilla al día.