Chascar los nudillos provoca artrosis: ¿mito o realidad?

Imagen de la resonancia magnética, en la que se observa que el hueco entre la articulación y el hueso de la mano es mayor en la parte izquierda que en la derecha, como consecuencia del chasquido
Imagen de la resonancia magnética, en la que se observa que el hueco entre la articulación y el hueso de la mano es mayor en la parte izquierda que en la derecha, como consecuencia del chasquido

Muchas personas recuerdan cómo durante la infancia sus padres les decían que chascar los huesos de la mano era malo e, incluso, provocaba artrosis. A pesar del paso de los años y el avance de la tecnología y la Medicina, nadie ha logrado confirmar este extremo. Ahora, un grupo de investigadores de la Universidad de Alberta (Canadá) han arrojado algo de luz al respecto. Durante su trabajo utilizaron la resonancia magnética para grabar lo que pasaba cuando alguien hacía sonar sus dedos y determinar así lo que ocurría en la articulación. El equipo observó un extraño "destello blanco"cada vez que sonaba el chasquido, así como la formación de una pequeña cavidad llena de aire dentro del líquido sinovial, la sustancia que lubrica las articulaciones.

"A medida que las superficies articulares se separan, no hay líquido sinovial disponible para llenar el hueco, por lo que se crea una cavidad que es lo que se asocia al chasquido"

Una vez conocido el origen del ruido y el por qué se producía, quedaba por resolver la incógnita de si es o no perjudicial para la articulación. En este punto, los investigadores no pudieron ser concluyentes, por lo que no se cierra del debate. Algunos expertos defienden que el chasquido puede dañar la superficie de los huesos de la articulación, pero en cambio otros investigadores consideran que en realidad el sonido podría ser un signo de salud de las articulaciones.