«Águila Roja» sobrevuela «Gran Hermano»

Francis Lorenzo y Miriam Gallego en un capítulo de «Águila Roja»
Francis Lorenzo y Miriam Gallego en un capítulo de «Águila Roja»

Es el gigante de las audiencias. El formato invencible. Desde hace 16 años nadie pudo con él y ha creado un nicho, concretamente en la noche de los jueves, en la que las demás cadenas no se atreven a programar sus series estrella para no perder la complicada batalla de las audiencias. Semana tras semana, el «reality show» de Telecinco, hasta ahora presentado por Mercedes Milá, batía récords de audímetrossiendo la emisión más vista de ese día durante las 16 ediciones del formato, desbancando a cuantas series, programas o películas se interpusieran en su camino. Mediaset tiene muy bien aprendida esta táctica y elige este día para emitir otros «realities» similares como «Gran Hermano VIP» o «Supervivientes».

Cambio de presentador

Además, aprovechando el éxito de estos programas y el buen dato que hacen todas las semanas y en todas las ediciones, Telecinco elige también la noche de los martes para realizar un resumen de los últimos acontecimientos de los concursantes, y el domingo aprovecha para hacer un debate. Todos ellos con idéntico éxito en el porcentaje de «share» a la mañana siguiente.

La semana pasada comenzaba la decimosexta edición del «reality» más famoso de la televisión y lo hacía con un cambio de presentador. Mercedes Milá dejaba el testigo a Jorge Javier Vázquez, experto en este tipo de formatos. No obstante, la primera gala no convenció demasiado a la audiencia, que acusaba una cuota más baja que el inicio de la decimoquinta. Además, no fueron pocos los concursantes de anteriores ediciones que aseguraron que «Jorge Javier leyó muy bien» e incluso a otros la cita les resultó «aburrida».

Asimismo, en sendas emisiones de «El debate» el pasado domingo y la edición de los martes, la audiencia no consiguió remontar, disminuyendo incluso en dos puntos el dato del año pasado.

Así, la sorpresa del jueves no la daba «Gran hermano», sino «Águila Roja» al superar al «reality» en un punto en la franja de competencia. De este modo, la serie de La1 lograba en su regreso un 17 por ciento de cuota y dos millones y medio de seguidores, mientras que «Gran Hermano» marcó un 16,7 por ciento y 2,1 millones de espectadores, un descenso importante teniendo en cuenta que el programa se mantiene en una media del 23 por ciento.

«Águila roja», cuyos últimos siete episodios comenzaron ayer, logró su mejor dato desde septiembre de 2014 en una noche en la que hasta 4 millones y medio de personas vieron en algún momento el episodio de la serie ambientada en la España de siglo XVII que, en sus comienzos en 2009, obtuvo muy buena cuota rondando el 20 por ciento de «share». Además, tal y como informa la cadena pública en un comunicado, la serie fue lo más seguido en su franja y el espacio no informativo más visto del día.