Publicidad
Publicidad
Actualidad

Para el PSOE, 500 reuniones del PP contra el maltrato es «improvisar»

La portavoz socialista en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez, se ha atrevido hoy a relacionar, durante su intervención en el hemiciclo, la violencia de género con la educación diferenciada.

Publicidad

Madrid- La estrategia de confrontación del Partido Socialista tuvo ayer un nuevo episodio. Si hace unas semanas fue la reforma de la ley del aborto, ayer le tocó el turno a la violencia de género. Tras el anuncio de la puesta en marcha de la Estrategia contra la Violencia de Género, la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez , arremetió contra el Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad de Ana Mato, al que acusó de «total improvisación y falta de coherencia» al tiempo que relacionó la violencia de género con la educación diferenciada. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, contestó a la portavoz socialista y le pidió más sensatez y coherencia: «Hay temas con los que no se puede hacer demagogia». Un claro ejemplo de que la oposición está utilizando el maltrato como un arma contra el Gobierno es la falta de implicación del PSOE en esta estrategia y la ocultación de datos importantes en el debate. El Ministerio de Sanidad anunció en el Consejo Intersectorial de Igualdad que se había aprobado la creación de un grupo de trabajo para empezar a redactar la estrategia presentada hace unos días por el secretario de Estado, José Manuel Moreno. Una semana después, la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández, mantuvo su primera reunión con el Observatorio Estatal contra la Violencia sobre la Mujer, con representantes de las asociaciones de mujeres, el Consejo General del Poder Judicial y la Fiscalía especial de violencia de género, en la que se comunicó la posibilidad de presentar aportaciones que enriquecieran el plan. Así, en la mesa de la Comisión de Igualdad se trasladó a los grupos que todas las proposiciones no de ley serían estudiadas para su posible inclusión. Desde el inicio del proceso, Hernández ha mantenido más de 500 reuniones, que se han traducido en 258 medidas. Durante este año, el PSOE ha presentado tres iniciativas para que se establecieran registros de los menores de edad que quedan huérfanos por la violencia machista, la protección de las mujeres discapacitadas y la de las mayores de 65 años. Todas ellas forman parte del nuevo plan.