Wert alude a la «falta de consideración» de las comunidades que han dejado la sectorial

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, se ha referido al plante de cinco representantes autonómicos en la reunión sectorial de hoy, lo que ha sido entendido por el resto de comunidades como una "falta de consideración"hacia el Ministerio, el Gobierno y "especialmente la mayoría"de regiones. En conferencia de prensa posterior a la reunión, el ministro ha evitado pronunciarse sobre si la decisión tiene un interés "electoralista"y ha citado al consejero de Castilla-La Mancha, Marcial Marín, que había declarado que el plante se ha producido a 32 días de los próximos comicios autonómicos.

El ministro ha explicado que los representantes de Andalucía (PSOE), Asturias (PSOE), Canarias (CC, PSOE) Cataluña (CiU) y País Vasco (PNV) se han plantado sin permitir la presentación de los dos proyectos de decreto que se iban a discutir, el de configuración de las nuevas evaluaciones finales de ESO y Bachillerato. Por boca del consejero de Canarias, José Miguel Pérez, han manifestado la "exigencia"de retirada de las dos propuestas legislativas antes de que se presentaran en la sesión.

Al margen de una cuestión de procedimiento, ha argumentado el ministro, era "imposible"por razones del calendario de implantación de la Lomce en el caso de las evaluaciones y para publicar a tiempo la convocatoria de becas del curso próximo. La propuesta de evaluaciones ha recibido una "valoración aprobatoria"por parte de todas las comunidades que han permanecido en la reunión, con algunas observaciones técnicas.

El ministro ha indicado que estas comunidades han reconocido las evaluaciones como "garantía"de homogeneidad de los aprendizajes y de las competencias adquiridas, además del valor de la transparencia e información que aporta a profesores, familias, alumnos y centros. Suponen pasar de un esquema de evaluación memorístico a otro basado en las competencias, lo que sitúa a la educación española en la "misma senda"de todos los sistemas de éxito.

Según Wert, equiparar estas evaluaciones con "reválidas"revela un "desconocimiento profundo". Las "reválidas", ha explicado, eran un proceso selectivo para canalizar la demanda ante una insuficiencia de la oferta de educación postobligatoria, pero ahora se trata de que todos los alumnos sean capaces de superar las pruebas.

Tampoco son "reválidas"en el sentido de memorizar los contenidos, sino de verificar que se han adquirido las competencias. También ha considerado "desenfocado"decir que las nuevas evaluaciones signifiquen desconfianza en el profesorado, pues tendrán más valor las notas medias de las asignaturas cursadas que el resultado de las pruebas finales.

Sobre el futuro decreto de umbrales de renta, ha indicado que prácticamente reproduce el vigente para este curso y no ha suscitado ningún tipo de debate.