El 58% de los conductores se ha distraído manipulando elementos del interior del coche

La investigación abarca desde las distracciones tradicionales como buscar algo en la guantera hasta las «distracciones tecnológicas»

Acceder a Internet (72%), manejar el navegador (70%), sincronizar dispositivos con el coche (63%) y buscar objetos en la guantera (59%), principales motivos de la distracción.

Alrededor de 15 millones de conductores españoles (el 58% del total del censo) admite que se ha distraído alguna vez al volante al manipular elementos del interior del vehículo, sobre todo cuando han intentado acceder a Internet (72%), manejar el navegador (70%), sincronizar dispositivos con el coche (63%) y buscar objetos en la guantera (59%).

Estos datos se desprenden del estudio ‘Las distracciones manipulativas durante la conducción’, llevado a cabo por BP, Castrol y RACE (Real Automóvil Club de España) con preguntas realizadas la primera semana de abril de este año a 1.005 personas representativas del universo de conductores españoles según sexo, edad y lugar de residencia.

El estudio fue presentado este jueves en una rueda de prensa en Madrid por Tomás Santa Cecilia y Jorge Castellanos, director de Seguridad Vial y coordinador del Área de Movilidad y Seguridad Vial del RACE, respectivamente; Enrique González y Ruth Hurtado, director de Comunicación y Relaciones Institucionales y responsable del Departamento de Seguridad Vial de BP, respectivamente, y Roldán Rodríguez, piloto de competición.

La investigación abarca desde las distracciones tradicionales como buscar algo en la guantera hasta las ‘distracciones tecnológicas' (manipular el navegador o la radio) y las relacionadas con el desconocimiento de las funciones avanzadas que ofrecen los vehículos (como el limitador de velocidad, el control de velocidad o el sistema de alerta de cambio de carril). Así, el 58% de los conductores reconoce que se ha distraído alguna vez al volante cuando intentaba manipular elementos del interior del coche. En cuanto a la percepción del riesgo, los encuestados consideran como acciones de ‘mucho riesgo’ mientras se conduce principalmente tres: buscar objetos en la guantera, intentar sincronizar dispositivos del vehículo y acceder a Internet desde el automóvil.

La mayoría de los conductores admiten que realizan a diario determinadas acciones de forma habitual y que van asociadas a una conducción normal, como usar el limpiaparabrisas o las luces (97%), subir y bajar las ventanillas (94%), regular el aire acondicionado (89%) y manipular la radio, el mp3 o cds (88%), que son acciones con un menor nivel de distracción. El estudio señala que existe un segundo tipo de distracciones relacionadas con el volante o la búsqueda de la ruta que conllevan más riesgo por no ir atento al tráfico, como regular los retrovisores mientras se conduce (un 42% lo hace), manejar el navegador (28%) y regular la posición del asiento o del reposacabezas (22%).

Hay un tercer grupo de acciones que se hacen en menor medida pero implican una mayor distracción y, por lo tanto, un mayor nivel de riesgo, como usar el ordenador de a bordo (22%), buscar objetos en la guantera (16%), intentar sincronizar dispositivos con el vehículo (14%) y acceder a internet desde el coche (4%).

Por otro lado, el 62% de los conductores encuestados considera que las nuevas tecnologías en los vehículos ayudan bastante en la conducción y un 49% señala que les dan confianza. Sin embargo, la falta de conocimiento sobre ellas puede tener efectos negativos en la conducción, ya que un 6% llega a asustarse por estos sistemas, a un 13% les estresa, a un 14% les crea incertidumbre y a un 25% les llega a distraer mucho o bastante.

Las tecnologías más desconocidas son el sistema de detección de la fatiga (el 51% no saben qué es) y el control electrónico de estabilidad (44%). Por ello, casi todos los conductores (95%) considera necesario recibir formación para conocer y manejar eficazmente las nuevas funciones que incorporan sus vehículos. Por otro lado, BP, Castrol y RACE han puesto en marcha la campaña ‘Manos al volante’, con el fin de concienciar a los conductores sobre la importancia de mantener la atención en la conducción y no distraerse con elementos dentro del habitáculo del automóvil.

La campaña, que puede seguirse en la web pretende mejorar el conocimiento que tienen los conductores de sus vehículos y las nuevas tecnologías que incorporan, para ayudarles a entender mejor su funcionamiento. Para ello, cuenta con el apoyo del piloto Roldán Rodríguez, encargado de ofrecer consejos sobre la importancia de mantener la concentración en la carretera y el conocimiento del vehículo.