El Hospital Carlos III permanecerá abierto con normalidad pese a la hospitalización del misionero

El Hospital Carlos III de Madrid permanecerá abierto con normalidad, tanto con la hospitalización como con las consultas externas, pese a que esta madrugada ya ha llegado el religioso Manuel García Viejo, infectado de ébola, procedente del continente africano.

Así lo han señalado a Europa Press fuentes de la Consejería de Sanidad madrileña, que esta misma mañana ha organizado una rueda de prensa con su titular, Javier Rodríguez, para informar sobre los últimos acontecimientos al respecto.

El avión medicalizado del Ejército del Aire que transportaba al religioso ha aterrizado en la base aérea de Torrejón de Ardoz en torno a las 03.15 horas y desde allí ha sido trasladado al hospital Carlos III, donde permanecerá ingresado.

El avión T.10 del Ejército del Aire despegó del aeropuerto de Freetown, en Sierra Leona, a las 19.50 horas (hora peninsular española) y ha aterrizado en Madrid en la hora prevista. Varios medios de comunicación han podido seguir de cerca la llegada del enfermo al hospital madrileño a las 03.45 horas.

Toda la operación de repatriación del religioso Manuel García Viejo ha sido planificada y dirigida desde el Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa y ejecutada con personal y medios del Ejército del Aire, al igual que la de los días 5 y 6 de agosto pasados en que se procedió a la evacuación desde Monrovia (Liberia) del sacerdote Miguel Pajares, también de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, y de la monja de origen guineano y pasaporte español Juliana Bonoha.

El avión de transporte táctico fue adaptado para la misión de evacuación sanitaria durante la pasada noche en la base aérea de Torrejón, inmediatamente después de su llegada de Zaragoza. La medicalización ha consistido básicamente en la instalación de una cámara proyectada para aislar y mantener estabilizado al enfermo de ébola.