El juez procesa al exprofesor de gimnasia del colegio Maristas por abusos a cuatro alumnos

Benítez admitió ante los forenses las relaciones pero aseguró que fueron consentidas

Un juez de Barcelona ha cerrado la investigación procesando al exprofesor de gimnasia del colegio Maristas-Les Corts Joaquín Benítez por abusos a cuatro alumnos cuando era maestro del centro.

Un juez de Barcelona ha cerrado la investigación procesando al exprofesor de gimnasia del colegio Maristas-Les Corts de la capital catalana Joaquín Benítez por presuntamente haber abusado de cuatro alumnos cuando era maestro del centro.

En un auto al que ha tenido acceso Europa Press, el titular del Juzgado de Instrucción 6 de Barcelona, Miguel Angel Tabares, declara concluida la investigación tras practicar "cuantas diligencias se estimaron oportunas para el esclarecimiento de los hechos"durante los seis meses que ha durado el proceso. El juez enviará la causa a la Audiencia para que se abra juicio contra Benítez por abusos a cuatro alumnos en diferentes años, después de decidir archivar otras 13 denuncias por considerar que ya estaban prescritas.

Benítez, que está en libertad provisional porque el juez consideró que no se daban las circunstancias para decretar su ingreso en prisión, se acogió a su derecho a no declarar cuando fue citado en el juzgado el pasado 28 de abril. Sin embargo, el exprofesor, en su comparecencia ante los forenses, pese a reconocer las prácticas sexuales con alumnos defendió que no había abusado de ellos y que habían sido consentidas, según el informe psicológico al que ha tenido acceso Europa Press.

Este informe también concluye que Benítez, que ahora tiene 57 años, no presenta "ningún signo o síntoma de trastorno mental grave"y los forenses sostienen que el exprofesor no tiene afectación de sus capacidades.

En esta entrevista con los forenses mantuvo una actitud correcta y colaboradora, pero con una capacidad empática muy baja, y los médicos concluyen que "tiene un conocimiento adecuado de la diferenciación entre el bien y el mal".

Cuatro denuncias

T.B. -de 21 años y 16 cuando ocurrieron los hechos- denunció que Benítez le hizo tumbarse en una camilla por el dolor de espalda que tenía, y entonces le tocó todo el cuerpo y los genitales; en otras dos ocasiones actuó de forma similar con el mismo alumno. Al alumno M.G. -de 22 años y 14 en el momento de los hechos-, el profesor presuntamente le tocó los genitales en una ocasión, le hizo una felación y, al acabar, le dio 10 euros y le dijo que no contara nada. E.G. -de 22 años y entre 11 y 15 cuando ocurrieron los abusos- presuntamente tuvo cuatro incidentes con Benítez, en los que le dio un masaje en el culo y le frotó los genitales, hasta que el alumno huyó en el último encuentro a solas con el docente.

H.A. -de 22 años y 13 en el momento de los hechos- denunció que sufrió varios abusos en varias ocasiones en el despacho del exprofesor, que frotó sus genitales con los glúteos del alumno y le tocó los genitales.