El PP denuncia la discriminación del español en las oposiciones a funcionarios de la UE

La Comisión aseguró que lo solucionaría, pero el área de selección no ha modificado sus prácticas

El eurodiputado del PP y vicepresidente del Parlamento Europeo, Ramón Luis Valcárcel, en un pleno en Bruselas
El eurodiputado del PP y vicepresidente del Parlamento Europeo, Ramón Luis Valcárcel, en un pleno en Bruselas

La Oficina de Selección de Personal de la UE ha venido discriminando el español y otros idiomas al imponer a los opositores la elección de sólo tres de las 24 lenguas oficiales: alemán, inglés y francés.

Unida en la diversidad” es el lema que inspira todas las políticas socioculturales de la Unión Europea (UE). Reconoce la riqueza y la pluralidad cultural de sus regiones y su ciudadanía, aspectos que han de ser protegidos y garantizados a todos los niveles. Sin embargo, la Oficina de Selección de Personal de la Unión Europea (EPSO) ha venido discriminando el español y otros idiomas al imponer a los opositores a las instituciones comunitarias la elección de sólo tres de las 24 lenguas oficiales: alemán, inglés y francés.

A pesar de que la Comisión Europea ya aseguró -en respuesta a una pregunta presentada por los Vicepresidentes del Parlamento Europeo Ramón Luis Valcárcel Siso y Antonio Tajani el pasado 14 de octubre de 2015- estar modificando las normas que rigen las oposiciones para contratar funcionarios con el objetivo de garantizar que ninguna lengua sea discriminada en este proceso, el área de selección ha mantenido sus prácticas discriminatorias. Así queda patente en las recientes convocatorias EPSO/AD/323/16 para Investigadores (AD 7 y AD 9) y EPSO/AD/322/16 para Administradores en el ámbito de la Auditoría (AD 5 y AD 7). En estas oposiciones, los candidatos nuevamente deben elegir su segunda lengua de entre un número limitado de idiomas oficiales (alemán, francés e inglés).

En relación a éstas, el eurodiputado del PP y vicepresidente del Parlamento Europeo, Ramón Luis Valcárcel, ha remitido este jueves una nueva pregunta tanto a la Comisión Europea como al Consejo, en la que insta a ambas instituciones a adoptar medidas para que el Consejo de Administración de la EPSO respete la normativa comunitaria y la jurisprudencia del TJUE y acabe con las prácticas discriminatorias por razón de lengua en los procedimientos de selección de personal comunitario, así como para que su dirección asuma las responsabilidades correspondientes a estas infracciones reiteradas. Además, Valcárcel les ha consultado acerca de la existencia de compensaciones para los candidatos que se vean perjudicados por las convocatorias discriminatorias de la EPSO.

La Justicia europea, del lado del español

Anteriormente, esta limitación y discriminación de los demás idiomas ya generó un conflicto legal en el que tanto el Reino de España como la República Italiana defendieron un uso igualitario de las 24 lenguas oficiales comunitarias. España, en particular, ha estado luchando a lo largo de los últimos años contra esta situación de exclusión y en defensa del español, obteniendo una respuesta satisfactoria por parte del Tribunal de Justicia de la Unión Europea tras las sentencias en referencia a los asuntos T-124/13 y T-191/13 Italia y España/ Comisión, de septiembre de 2015, que fueron posteriormente reafirmados en las sentencias del 17 de diciembre de 2015 en los asuntos T-275/13 T-295/13 y T-510/13. Estos pronunciamientos judiciales vinieron a reiterar que las instituciones europeas no pueden discriminar entre lenguas de comunicación, ya que todas ellas son igualmente oficiales.

Según Valcárcel, la anulación por parte del TJUE de las oposiciones de la EPSO en los asuntos T-124/13 y T-191/13 Italia y España/ Comisión, de septiembre de 2015 y sentencias del 17 de Diciembre de 2015 en los asuntos T-275/13 T-295/13 y T-510/ constituyó un avance importante para los intereses de España en “este asunto de gran importancia”.

Sin embargo, aunque en respuesta a la primera pregunta que remitió el eurodiputado popular el Consejo manifestó la voluntad de la EPSO de “respetar plenamente las sentencias del Tribunal”, la continuidad de la discrminiación por razón de lengua en las últimas oposiciones convocadas demuestra que la oficina de personal no ha introducido cambios en sus prácticas.

“No es de recibo que el español sea discriminado como lengua de comunicación en los procesos de selección del personal europeo”, ha explicado Valcárcel, que confía en que la EPSO se esfuerce por “garantizar el pleno respeto del principio de no discriminación, así como el funcionamiento adecuado y correcto de la administración comunitaria en relación a las 24 lenguas oficiales”. Con el ánimo de subrayar la importancia de seguir unidos en la diversidad, el Vicepresidente reitera así la necesidad de que se produzcan avances en la consolidación de la política lingüística de la Unión Europea, y por extensión en el reconocimiento pleno de la riqueza cultural de su ciudadanía.