¿Será Odel Beckham Jr. capaz de romper la maldición del videojuego «Madden NFL»?

El jugador Odell Beckham Jr, elegido para la portada de 2016
El jugador Odell Beckham Jr, elegido para la portada de 2016

El «Madden NFL» es un videojuego de fútbol americano equivalente al FIFA que saca EA Sports cada año. Su nombre hace honor al retirado jugador John Madden, entrenador que llevó a los Oakland Raiders a ganar la Super Bowl XI en 1977 y es considerado uno de los mejores comentaristas de partidos de la NFL (Liga Nacional de Fútbol Americano).

Lo curioso de este juego son sus portadas y la mala suerte que, según asegura una leyenda urbana que se ha extendido por Internet, proporciona a los jugadores que aparecen en ellas. Algunos lo denominan la “Maldición del Madden”. No importa su forma física, el equipo en el que jueguen o el entrenamiento que realicen, tarde o temprano les acaba llegando su "hora"a todos los que protagonizan esta portada.

Lo que puede parecer un honor se ha convertido en una pesadilla para los jugadores. Y es que ¿quién va a desear salir en la portada de un videojuego que trae consigo efectos adversos y puede ser perjudicial para tu carrera profesional?. Durante más de una década han tenido que sufrir este embrujo los jugadores. Lesiones, retiros prematuros o malas temporadas son algunas de las consecuencias que han padecido los que hasta la fecha se han dejado ver en la portada del Madden.

El primer juego de esta franquicia, John Madden Football, vería la luz el 1 junio de 1988, con el mismo jugador en la portada. Hay que añadir para los que no conozcan el videojuego que el año que aparece en la carátula no corresponde con el año de su lanzamiento sino que va uno por delante. De cualquier modo, la maldición nunca se ha cumplido el mismo año de salir al mercado, sino que ha tenido lugar posteriormente.

Víctimas de la maldición

La maldición comienza en el año 1998 con Garrison Hearst como protagonista después de haber hecho su mejor temporada en 1998. En la primer jugada del partido divisional contra los Halcones de Atlanta, Hearst se rompe el tobillo, quedando así fuera del resto deplayoffs de la NFL y de las siguientes dos temporadas.

En 2000, la portada original iba a ser para Barry Sanders pero meses antes de empezar la temporada anunció su retirada, así que ese año hubo dos portadas: Barrey Sanders y Dorsey Levens. Pero para este tampoco hubo mucha suerte. Levens había corrido 1044 yardas la temporada anterior, durante ese año él solo conseguiría 224. El siguiente año sería peor, ya que solo alcanzaria 160 yardas y ninguna anotación.

En el 2001, el Madden se centró en el corredor de los Titanes de Tennessee, Eddie George. El jugador era la estrella del equipo, pero después de haber sido la portada, todo cambió. Tuvo una lesión que lo dejó fuera toda la temporada.

La portada del 2002 incluiría a Daunte Culpepper quien se lesionó la rodilla y se perdió los últimos cinco partidos de la temporada 2001-2002

En 2003, tras aparecer en la portada, una lesión en el tobillo le costó algún partido al jugador Marshall Faulk.

Michael Vick se lesionó una pierna en 2004, impidiéndole jugar muchos partidos de la temporada.

Ray Lewis se rompió la muñeca en 2005 y debido a la misma lesión, se perdió varios partidos la temporada siguiente.

Para la portada del 2006, y después de haber llevado a este equipo al Super Bowl XXXIX, Donovan McNabb, desarrollaría una hernia la primera semana de la temporada 2005-2006. Y por si esto fuera poco, después también se lesionaría la rodilla.

Shaun Alexander se lesionó un pie en 2007, perdiendo así 6 partidos de la temporada 2006-2007. Aquel año sería el primero que no lograra correr más de 1,000 yardas desde el 2000.

Durante la temporada de 2007-2008, el jugador Vince Young tendría más pérdidas de balón que touchdowns (12), y se perdería un juego por primera vez en su vida con una lesión de cuádriceps.

La portada del Madden 10 fue la primera que contó con dos figuras: Larry Fitzgerald, de Cardinals , y a Troy Polamalu, de los Steelers.

Larry sufriría de una lesión de rodilla, pero no supuso para él la perdida de algún partido,

En cambio, la lesión que sufriría Polamalu ,también de rodilla le ocasionaría no participar en 11. Esto provocó que su equipo se perdiera de los playoffs de esa temporada,lo cual fue una gran sorpresa, pues ellos eran los actuales campeones.

La edición del Maldden 12 cambió la mecánica: ese año serían los propios fans los que votarían por el jugador de su elección. De esta manera, Peyton Hillis, el entonces running back de los Browns, resultó ganador. En la temporada siguiente, Hillis se perdió 6 partidos por lesiones

Adrian Peterson fue portada para las consolas de nueva generación PS4 y Xbox 360 en el año 2014. Dicha temporada tuvo problemas personales que le impidieron realizar una buena temporada. El año siguiente la maldición siguió su curso y Adrian fue sancionado de empleo y sueldo toda la temporada por golpear a su hijo.

Portada 2016

Odell Beckham Jr., receptor de los Giants ha sigo elegido este año por los aficionados para ser la portada del Madden y espera terminar con la ineludible ‘maldición’ y que las lesiones no lo afecten. ¿Lo conseguirá?