Más de la mitad de los españoles ha roto con su pareja por Whatsapp

Por sexos, son mayoría los hombres que utilizan esta forma de comunicación para poner fin a una relación

La Razón
La RazónLa Razón

El imparable avance de las nuevas tecnologías hacen más accesibles las comunicaciones, pero también desvirtúa las relaciones humanas. La mayoría de los internautas se comunican más con sus amigos mediante las redes sociales que en persona, aunque vivan a dos calles de distancia de su domicilio. Esta tendencia imparable hace que muchos de ellos aprovechen estas aplicaciones para evitar enfrentarse al mal trago de un enfrentamiento, una discusión o una ruptura sentimental. Así, según una encuesta realizada por el portal SingletonSearch.com, la mayoría de los españoles reconoce haber dejado a su pareja mediante aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp o Line. De los 1500 participantes, el 54 % reconoce haber utilizado la mensajería instantánea para terminar con una relación medianamente duradera (de un mínimo de tres meses). «Normalmente las nuevas tecnologías hacen que los hombres se amparen en ellas. Ya no es necesario decir las cosas a la cara. Es una forma cobarde e inmadura de acabar con una relación», sostiene el psicólogo Álvaro Vargues.

De todos modos, el 23 % de los encuestados afirma quedarse con la fórmula clásica de romper, esto es, con una conversación en directo con la otra persona. Aunque el 12 %, ha preferido hacerlo mediante una llamada telefónica. «Cortar por teléfono es el modo más equilibrado. Por un lado, damos oportunidad a la otra persona para que se exprese y mostramos valentía. Por otro, evitamos momentos dramáticos en el cara a cara», explica Vargues.

Algunos incluso -el 3 %- optan por el modo más radical: no dar señales de vida, no coger el teléfono, no ofrecer ningún tipo de motivo. Simplemente, desaparecen de la vida de la otra persona de buenas a primeras. «Ojalá todas las relaciones tuvieran un final en el que ambos sujetos fueran respetados. Desgraciadamente, lo habitual no es eso», concluye Álvaro Vargues.

Por último, algunos métodos como una carta mandada por correo ordinario o un mensaje que da un amigo en común de los dos también son utilizados por algunos varones.

Así, los programas de mensajería instantánea o las redes sociales no son sólo una manera de conocer gente y un punto de inicio para entablar nuevas amistades o relaciones y la misma fugacidad con la que se cruzan los mensajes puede convertir en un bonito proyecto de futuro en un punto y aparte en apenas varios segundos.