Actualidad

Viento y sol para mejorar la calidad del aire

Endesa tiene en construcción 879 MW (339 MW fotovoltaicos y 540 MW eólicos) que han supuesto una inversión de más de 800 millones de euros en apenas 24 meses

Endesa aspira a ser un actor relevante en el proceso de transformación energética que afronta España. Según el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), se desarrollarán 57.000 MW de nueva capacidad renovable entre 2020 y 2030. Endesa tiene como objetivo sustituir con parques eólicos y solares las centrales de generación que utilizan combustibles fósiles.

Publicidad

En la actualidad, Endesa tiene en construcción 879 MW (339 MW fotovoltaicos y 540 MW eólicos) que han supuesto una inversión de más de 800 millones de euros en apenas 24 meses.

El 100% de los proyectos en construcción, ligados a la subasta de capacidad renovable del Gobierno, contemplan actuaciones de creación de valor social (CSV) de los entornos locales donde se desarrollan, así como otras iniciativas de construcción sostenible por valor de 2,2 millones de euros.

Publicidad

Así, desde el año 2005 la compañía ha logrado reducir un 89,58% las emisiones de SO2, un 49,86% las de NOx y un 82,8% la emisión de partículas, que son los elementos que más inciden en la calidad del aire que respiramos.

Publicidad

Porque el aire que respiramos es clave para garantizar la calidad de vida de millones de personas en el mundo. La concentración de la población en grandes urbes, el transporte o la utilización de energías fósiles son factores que están incidiendo en el día a día de muchas personas y en su salud. En España, las ciudades concentran el 70% de la población, y, por tanto, es en estos entornos en los que se verifica un mayor nivel de contaminación del aire.

Este año, con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, China (como país anfitrión) ha elegido la mejora del aire que respiramos y la lucha contra la contaminación como lema. La situación varía mucho en función de la latitud del continente en la que nos encontremos, así como las acciones y concienciación que se están acometiendo según el país en el que nos encontremos. España, que figura en la actualidad en el puesto 62 en la tabla de los países con peor índice de contaminación del aire (ranking encabezado por Bangladesh, Pakistán e India, según World Air Quality Report de 2018), trabaja desde hace años en la mejora de esta situación.

Endesa tiene una importante y contrastada trayectoria en la reducción de sus emisiones, la cual ha adquirido compromisos específicos que suponen un mix de generación eléctrica totalmente descarbonizado antes de 2050. La electrificación de la demanda (como el desarrollo de la movilidad eléctrica o la climatización en edificios libres de emisiones) y la digitalización del sector energético son dos de las claves para lograr el objetivo, y son, también, los ejes principales del Plan Estratégico de la compañía.

Publicidad

Así, Endesa, a través de su división de Energías Renovables, Enel Green Power España, tiene en este momento en construcción 540 MW de potencia eólica y 339 MW de solar fotovoltaica, ambos proyectos fueron adjudicados en las últimas subastas de capacidad que convocó el Gobierno. Esta nueva potencia supone una inversión, en apenas 24 meses, de unos 800 millones de euros, permitiendo ampliar en un 52,4% su actual capacidad de generación renovable en España. Cuando los nuevos parques se conecten a la red antes de final de año, y junto a los proyectos que se están desarrollando fuera de subasta, la capacidad de generación renovable en España alcanzará una producción de hasta 2.515 GWh al año -lo que representa el consumo eléctrico anual de más de 637.000 familias-, evitando así la emisión de alrededor de 1.670.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Los proyectos renovables están repartidos entre Aragón, Galicia, Castilla la Mancha, Extremadura, Andalucía, Murcia y Castilla y León, localidades muchas de ellas que pertenecen a la España Deshabitada (como Muniesa, en Teruel; Logrosán, en Extremadura; Paradela, en Lugo, y Fuendetodos, en Zaragoza) y que han visto en ellos una puerta abierta al desarrollo y a la recuperación.

Y este es solo el inicio, porque más allá de la construcción de proyectos renovables adjudicados en las subastas, Endesa tiene previsto alcanzar en 2021 una potencia total renovable de 8.400 MW. Además, el PNIEC requiere la instalación de 57.000 MW renovables adicionales desde 2020 hasta el año 2030, y el objetivo de Endesa es alcanzar una participación relevante en el desarrollo de esta nueva capacidad.

En definitiva, se trata de un proceso de transformación y adaptación complejo y progresivo, garantizando en todo momento la calidad y seguridad de suministro eléctrico con tecnologías firmes y no emisoras, permitiendo la transición hacia una generación renovable y alcanzar el escenario de cero emisiones en 2050.

El esfuerzo de Endesa para la reducción de emisiones se remonta a muchos años atrás. El 2005 fue un año relevante al entrar en vigor la Directiva de Grandes Instalaciones de Combustión que implicó la entrada de nuevos sistemas de desulfuración y desnitrificación en las plantas de generación eléctrica. Desde entonces y hasta 2018, la compañía ha logrado reducir un 89,58% las emisiones de SO2, un 49,86% las de NOx y un 82,8% la emisión de partículas, que son los elementos que más inciden en la calidad del aire que respiramos. En el caso de las emisiones de C02 (aunque no inciden tanto en la calidad del aire sí lo hacen en la aceleración del cambio climático), el recorte ha sido de un 22,67 por ciento, lo que suponen 4.176.000 toneladas de CO2 evitadas.

Otra manera de construir

Más allá del proceso de construcción y la generación de empleo que conllevan la construcción de los proyectos eólicos y solares, Endesa ha seguido un modelo de desarrollo que contempla acciones de creación de valor social para los entornos en los que se ubican. Este es el denominado modelo CSV (Creating Shared Value), el cual cuenta con un presupuesto de 2,2 millones de euros repartidos en diferentes medidas para hacer el sitio de construcción sostenible y actuaciones para los entornos locales donde se realizan los proyectos. Endesa ya ha trabajado en 37 municipios con la ayuda de 56 entes públicos y agentes sociales del entorno de los proyectos contactados y consultados, donde las iniciativas van desde la instalación de placas fotovoltaicas en residencias de mayores, a la señalización de rutas de senderismo y cicloturismo o la formación de personas de los municipios en energías renovables.

Algunos datos sobre las medidas de Endesa para una construcción sostenible son: la instalación de 76,58 kW de potencia en paneles solares, que podrán ser donados a la comunidad local; la construcción de 64 tanques de recogida de agua de lluvia con un mejor aprovechamiento y uso de los recursos naturales; la utilización de vehículos eléctricos para desplazamientos más sostenibles en la zona; y la instalación de puntos de recarga en los parques. Precisamente dos de las actuaciones (la instalación de equipos fotovoltaicos aislados para el consumo eléctrico de los campamentos durante la fase de construcción que, una vez finalizada, serán donados a la población local para uso público; y la utilización de vehículos eléctricos en algunos de los parques para los desplazamiento de los responsables de construcción) han sido incluidos como actuaciones de ingeniería sostenible dentro de los Proyectos Clima 2018, una iniciativa liderada por el Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO).

Además, en los entornos locales donde se están desarrollando los proyectos, Endesa ha realizado 77 actuaciones y 15 cursos de formación. Entre las actuaciones destacan 23 proyectos de auditoría Energética en los principales edificios de los municipios; 20 proyectos de alumbrado e iluminación eficiente, como por ejemplo el cambio de luminarias en los municipios; 10 proyectos de Eficiencia Energética como son el bombeo fotovoltaico, la mejora de instalaciones eléctricas o ascensores, entre otros; 10 proyectos de mejora para el Desarrollo Económico de las comunidades a través del turismo, como el arreglo de senderos o zonas verdes; 5 actuaciones sobre el patrimonio a través de la restauración de elementos patrimoniales con especial interés para el municipio; y 15 cursos de formación sobre las energías renovables y operación de parques solares y eólicos (13) y montaje de paneles solares (2), con 489 beneficiarios.