¿Puede darse este caso en España?

La Proposición de Ley sobre la eutanasia presentada por el Grupo Parlamentario Socialista estipula que podrán solicitarlo «toda persona mayor de edad y en plena capacidad de obrar y decidir... siempre que lo haga de forma autónoma, consciente e informada y que se encuentre en los supuestos de enfermedad grave e incurable o de discapacidad grave crónica causantes de un sufrimiento físico o psíquico intolerables». Es decir, en principio, no. Si bien en las definiciones la Proposición de Ley considera «enfermedad grave e incurable la que por su naturaleza origina sufrimientos físicos o psíquicos, constantes e insoportables...». Sufrimientos físicos o psíquicos, «no y psíquicos, por lo que se puede entender que sí, que un caso como el de Noa –siempre que fuera mayor de edad– podría llegar a plantearse. En mi opinión no sería así, pero existe la duda por poner ''o'', en vez de ''y''», explica a este periódico José Miguel Serrano, del Comité de Bioética de España. En cualquier caso, «esa proposición de ley ha muerto con la legislatura, habrá que esperar a tener la propuesta que presentarán Ciudadanos, PSOE y Podemos, que están a favor de la eutanasia», insiste Serrano.

Pero incluso aunque en la futura Ley se corrigiera esa definición, lo cierto es que «en Holanda al principio de aprobarse la eutanasia no se permitía para sufrimientos psíquicos intolerables y, en cambio, en la actualidad sí. Es decir, todo es ampliable. De hecho, incluso se intentó abrir la eutanasia a presos por sufrimiento psicológico y finalmente no se hizo por los dilemas con la pena de muerte, lo que llama la atención porque a esa misma persona fuera del centro penitenciario sí se le hubiera concedido la eutanasia».

Opinión que comparte Eduardo Hertfelder, presidente del Instituto de Política Familiar: «De recogerse el tema psicológico sí se aplicaría. Es un paso más en la aberración de la eutanasia porque la depresión no es cuantificable y además es reversible». Ahora bien, primero debería pasar por un comité: «En España si un médico –de aprobarse la Ley–dijera sí a una eutanasia tendría primero que pedir permiso a la comisión que se crearía», añade Serrano. Informa B.T.