Cada día mueren unos 1.800 niños por enfermedades relacionadas con el agua

Cada día mueren en el mundo unos 1.800 niños por enfermedades diarreicas relacionadas con la falta de agua, saneamiento e higiene, según informó Unicef con motivo del Día Mundial del Agua, que se celebra hoy. Unicef estima que a nivel mundial unos 2.000 niños menores de cinco años mueren cada día por enfermedades diarreicas. De estas muertes, 1.800 están relacionadas con el agua, el saneamiento y la higiene, según explicó la organización en un comunicado. Según sus datos, casi la mitad de las muertes de niños menores de cinco años de producen en cinco países: India, Nigeria, República Democrática del Congo (RDC), Pakistán y China. "En India se producen el 24% de las muertes y en Nigeria el 11%", según indicó el responsable del programa de Unicef de Agua, Saneamiento e Higiene, Sanjay Wijesekera. Además, manifestó que "a veces nos enfocamos tanto en los grandes números, que no somos capaces de ver las tragedias humanas que subyacen en cada estadística". Asimismo, añadió que "si 90 autobuses escolares llenos de niños se estrellaran cada día y no hubiera supervivientes, el mundo prestaría atención. Esto es precisamente lo que ocurre a diario debido a la mala calidad del agua, saneamiento y la higiene". Wijesekera recordó que todos los niños tienen derecho a la salud, derecho a la supervivencia y derecho a un futuro tan bueno como se pueda. Unicef, con motivo del Día Mundial del Agua, pidió a los gobiernos,

a la sociedad civil y a los ciudadanos que recuerden que detrás de las estadísticas hay niños. "Los números pueden ser fríos, pero son vidas reales, de niños reales", concluyó el responsable del programa de Agua, Saneamiento e Higiene de la organización.