Se cumplen 32 años de la matanza de ETA en Hipercor

Veintiuna personas fallecieron y otras cuarenta y cinco resultaron heridas en la mayor matanza del grupo terrorista.

La mayor matanza de ETA no cae en el olvido, más para sus víctimas, que más de tres décadas tienen secuelas psicológicas de lo sucedido
La mayor matanza de ETA no cae en el olvido, más para sus víctimas, que más de tres décadas tienen secuelas psicológicas de lo sucedido

Hoy se cumplen 32 años del atentado del Hipercor de Barcelona, donde 21 personas fallecieron, entre ellas cuatro niños, y otras 45 resultaron heridas.

Eran las cuatro de la tarde del 19 de junio de 1987 cuando un coche bomba estalló en el centro de la primera planta del parking del Hipercor de la Meridiana, en Barcelona. 200 kilos de amonal, gasolina, escamas de jabón y pegamento convirtieron al aparcamiento en un infierno. Fallecieron veintiuna personas, quince aquel día y seis más en los días siguiente, entre ellas mujeres y niños. Además, cuarenta y cinco resultaron heridos.

Hoy se cumplen 32 años del trágico suceso, el más demoledor de ETA. Una matanza que no cae en el olvido, sobre todo el de las víctimas, que tras más de tres décadas todavía tienen secuelas psicológicas que no han superado ni lo harán.

“Hoy recordamos el salvaje atentado de ETA en Hipercor de Barcelona, donde asesinaron a 21 personas, 4 de ellas niños; una matanza que nunca olvidaremos”, publicó Pablo Casado en su cuenta de Twitter. “Produce vergüenza que los asesinos sean ahora vitoreados como si fueran héroes. Memoria, verdad, dignidad y justicia”, concluía. Curiosamente hoy, un tribunal de París ordena la puesta en libertad de Josu Ternera, aunque volvió a ser detenido en el país galo horas después. Algo que Vox denunciaba: “En el 32 aniversario de la matanza de ETA en Hipercor, Francia libera al jefe de la banda y el PSOE pacta con los cómplices de los asesinos en Navarra. Es difícil encajar tanta infamia, pero plantaremos cara y pediremos explicaciones urgentes”.

La justicia declaró la responsabilidad del Estado, ya que la policía no desalojó el edificio tras recibir la amenaza de bomba (pasó poco más de media hora entre el aviso y la explosión). Miles de barceloneses ocuparon el paseo de Gracia tres días después para expresar su rechazo a ETA, y se realizaron cinco minutos de silencio en centros de trabajo e instituciones no solo en Cataluña, sino en toda España. Cuatro miembros de ETA fueron detenidos los autores del atentado, María Josefa Ernaga, Domingo Troitiño, Rafael Caride y Santiago Arróspide Sarasola, también llamado Santi Potros.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, también ha recordado la matanza de Hipercor en su cuenta de Twitter, asegurando que no solo este, sino que ninguno de los crímenes de la banda criminal debe caer en el olvido y pide memoria, dignidad y justicia: “Tal día como hoy hace 32 años ETA perpetró una de sus mayores matanzas, el atentado de Hipercor en Barcelona. Ni este ni ninguno de sus crímenes debe caer nunca en el olvido. Un abrazo a los supervivientes y a los familiares de las víctimas. Memoria, dignidad y justicia”. Inés Arrimadas también recordó el suceso, reiterando el “memoria, dignidad y justicia” que habían pedido Albert Rivera y Pablo Casado: “21 asesinados y más de 40 heridos que no deben ser olvidados. Un fuerte abrazo a las víctimas y familiares. Memoria, dignidad y justicia”, publicaba.

Josefa Ernega aseguró que “no se arrepentía” del suceso. Caride, por su parte, certificó que estaba “tremendamente arrepentido” y que “lo sentía en el alma”. La recientemente reelegida alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, aseguró que Barcelona “mantiene viva la memoria de las víctimas, las familias y las amistades” y rechaza “todas las formas de violencia”.