Un arqueólogo encuentra un sello egipcio de hace 3.000 años en una web

El arqueólogo británico James Balme ha encontrado un sello egipcio de 3.000 años de antigüedad cuando compraba en una web solidaria. Esta pieza, por la que ha pagado unos 16 euros, lleva una inscripción de Ramsés II (el Grande), que gobernó Egipto entre 1279 y 1213 antes de Cristo. La principal pista que captó este experto para saber que se trataba de un sello especial, es que tenía 'cartucho'. Así es como se llama al óvalo con una línea horizontal en el extremo que indica que el texto adjunto es un nombre real.

Además, la piedra tallada tiene jeroglíficos y una escena en su reverso, que muestra a un hombre sentado con un águila sobre su cabeza y un escarabajo a sus pies. "Los jeroglíficos en la cara plana de la piedra podrán ser traducidos en las próximas semanas, y nos dirán más sobre la historia de la piedra", ha explicado Balme al "Daily Mail". El arqueólogo cree que, el hombre representado con el águila debe ser el propio Ramsés II, aunque considera este caso como "un auténtico misterio".

Y es que, según ha indicado, esta pieza puede esconder una "gran historia". Balme ha explicado que, a veces se creaban estas piezas con nombres de los reyes para colocarlas en las tumbas, como un símbolo de buena suerte. Estos artículos son, a menudo, importantes para los arqueólogos para datar la tumba y su contenido. Además, se usaron de manera regular por los faraones como amuleto. Al parecer, el óvalo que rodea su nombre estaba destinado a protegerlos de los malos espíritus en la vida y en la muerte. "Los egipcios creían que las personas que tenían su nombre grabado, no desaparecerían después de la muerte", ha apuntado el arqueólogo.