Un hombre asesina a un cliente y se come su corazón

Andrew Chimboza
Andrew Chimboza

Andrew Chimboza, 35 años, ha reconocido el asesinato de Mbuyiselo Manona, de 62 años, y dijo que "fue demasiado lejos". Chimboza, que tiene un negocio de ventanas, recibió la llamada de una aimga para que fuer aa su casa a hacer una reparación. Pocos minutos después de llegar al domicilio, el novio de su amiga entró por la puerta, acusó a Chimboza de haberse acostado con ella y le propinó un puñetazo en la cara. En ese momento, cargado de ira, el agredido cogió un tenedor y se lo clavó a Manona en el cuello y le rajó la garganta. Mientras se desangraba en el suelo, Chimboza le arrancó el corazón y se lo comió con cuchillo y tenedor ante la temerosa mirada de la mujer

Durante el juicio, celebrado en el Tribunal Superior de Ciudad del Cabo, Chimboza se declaró culpable de haber asesinado a Manona el pasado mes de junio y pidió disculpas a los familiares de la víctima, aunque indicó que no tenía remordimiento alguno: "Estaba tan sorprendido por lo que estaba pasando que dejé que me golpeara. Me enojé mucho, le di una patada entre las piernas, cogí un tenedor y se lo clavé". Después, agregó, "cogí un cuchillo, le corté la garganta y le clave el cuchillo. Estaba tan enojado que no sé cuantas veces lo apuñalé ni donde".

Durante la declaración, indicó que "no sé por qué me lo comí y acepto que lo que hice está mal y supera los límites de la legítima defensa". La fiscal Jacqueline Sibiya dijo que "la extracción del corazón no fue la causa de la muerte en sí, por lo que no tiene que ver con el motivo del asesinato". El Tribunal aceptó la petición de la fiscal y fue declarado culpable de homicidio sin premeditación.