Un mosso fuera de servicio libera a un delfín atrapado en la playa

El delfín, que medía unos 2,5 metros de largo y tenía un peso aproximado de 200 kilogramos, se encontraba en posición decúbito supino, con la aleta dorsal pegada a la arena.

El mosso comienza las maniobras de rescate para llevar el animal nuevamente al agua
El mosso comienza las maniobras de rescate para llevar el animal nuevamente al agua

El delfín, que medía unos 2,5 metros de largo y tenía un peso aproximado de 200 kilogramos, se encontraba en posición decúbito supino, con la aleta dorsal pegada a la arena.

Un agente fuera de servicio de la Unidad Acuática de los Mossos d’Esquadra liberó el 14 de enero un delfín que había embarrancado en la arena de la playa de Riumar, en Deltebre. Según informa el cuerpo policial en nota de prensa, el agente recibió a las 7.45 horas de la mañana la llamada de unos testigos que le explicaban que el animal estaba atrapado en la playa y que se movía con dificultades.

Inmediatamente, el agente se desplazó hasta el lugar con un equipo de neopreno propio y comprobó que el animal se encontraba vivo y en buenas condiciones, aunque no era capaz de volver al agua por sus propios medios.

El delfín, que medía unos 2,5 metros de largo y tenía un peso aproximado de 200 kilogramos, se encontraba en posición decúbito supino, con la aleta dorsal pegada a la arena.

El agente informó de los hechos a la Unidad Acuática de guardia de los Mossos, al 112, a los Agentes Rurales y el Centro de Recuperación de Animales Marinos (CRAM) al tiempo que iniciaba las maniobras para salvar al animal.

La posición en que se encontraba el delfín dificultaba mucho su respiración y podía causarle la muerte por asfixia, por lo que inició solo las maniobras de rescate para llevar el animal nuevamente al agua.

Después de dos horas de trabajar con el animal, para girarlo y calmarlo en aguas poco profundas para evitar que volviera a embarrancar, el agente consiguió conducirlo finalmente hasta aguas más profundas y guiarlo a la zona exterior a los bancos de arena que se forman en esa playa del Delta del Ebro.

Hacia las 11.00 horas, el agente informó al CRAM que el delfín había podido salir nadando por sí mismo de la zona de los bancos de arena. Aún así, el servicio quedó activo y en prealerta por si volvía a aparecer y había que activar nuevamente el rescate, lo que no sucedió.

La formación que los miembros de la Unidad Acuática de los Mossos reciben por parte de profesionales del CRAM para afrontar situaciones de rescate de animales marinos permitió que el agente lograra con éxito el rescate del delfín. EFE.