Un niño toma el control de un coche después de que su madre sufriera una convulsión al volante

El joven evitó una tragedia y consiguió ponerlos a salvo en plena autopista.

Captura de vídeo
Captura de vídeo

Lauren Smith, una mujer de 27 años, iba conduciendo en la autopista de Essex, en Reino Unido, cuando sufrió una convulsión y en cuestión de segundos perdió el conocimiento. Todo pudo acabar en tragedia, pero su hijo de ocho años, el cual estaba sentado al lado, consiguió hacerse con el control del coche y ponerlos a salvo.

El coche iba a más de cien kilómetros por hora en la autopista A120, cerca de Colchester. La madre comenzó a sentirse mal, y antes de que pudiera reaccionar, sufrió una convulsión que la hizo perder el control del automóvil.

Acto seguido, el niño saltó de su asiento y tomó el volante, llevando así el vehículo hasta el césped ubicado a un costado del camino, hasta que lo detuvo.

Lauren fue trasladada a un hospital, donde se recuperó rápidamente. «Estoy feliz y agradecida de que ambos salimos ilesos de alguna manera debido a las acciones de mi hijo. Odio pensar cómo hubiera terminado si estuviera sola en ese coche», declaró la madre del menor.