Un nuevo caso de zika en EE.UU. levanta la alerta de nueva vía de contagio no sexual

El paciente pudo haber entrado en contacto no sexual con la familia de un hombre fallecido a finales de junio

Las condiciones en las que el paciente se contagió del virus hace pensar a la CDC en la existencia de una «nueva vía de contagio».

Un nuevo caso de zika en EEUU ha causado alarma debido a una posible nueva vía de contagio, sin que haya picadura de mosquito ni relaciones sexuales, informaron hoy los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

El origen del contagio centra las investigaciones ya que el enfermo nunca viajó a áreas de contagio de zika y, según su testimonio, no tuvo relaciones sexuales con nadie que haya estado expuesto al virus.

Los servicios de salud buscan mosquitos alrededor de las casas de ambos, el recién infectado y el fallecido, para examinarlos, a pesar de que, por ahora, no existen pruebas de que los mosquitos que transmiten el zika hayan llegado al estado de Utah. El nuevo paciente, no obstante, presenta síntomas de mejora, según los médicos.

Este es el octavo caso diagnosticado entre residentes de Utah después de que el anterior caso acabara con la muerte de un anciano, que contrajo el virus del zika durante un viaje al extranjero y que además sufría del corazón. La del anciano fue la primera muerte asociada al virus del zika en EEUU continentales, que excluyen el Estado Libre Asociado de Puerto Rico, donde ya se produjo un fallecimiento vinculado con el zika en febrero.

Los CDC confirmaron en abril la sospecha de que el virus del Zika podría causar microcefalia y otros defectos congénitos en recién nacidos de madres contagiadas y la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado una emergencia sanitaria mundial debido a la enfermedad.

Hasta el momento, el virus ha causado graves daños en Latinoamérica, particularmente en Brasil.