¿Qué significan los colores de los fantasmas de Pac-Man?

Durante la fase de desarrollo del juego, el presidente de Namco presionó a su creador, Tōru Iwatani, para que todos los personajes fueran iguales. Él se negó rotundamente

Es imposible imaginarse a Pac-Man sin sus fantasmitas de colores. De hecho, casi todo en este videojuego son tonos chillones que rompen radicalmente con la tendencia que imperaba a principios de los 80: máquinas recreativas de batatillas y asteroides que hacían las delicias de los más jóvenes. Por aquel entonces, se pensaba, que su público objetivo era mayoritariamente masculino, por lo que se intentó buscar algo “más acorde” a las mujeres de la época. De ahí, nació esta bola amarilla a la que, incluso, se pensó en colocar un lazo rojo para atraer a más chicas.

El color es una de sus señas de identidad. Sin embargo, durante la fase de desarrollo del juego, el presidente de Namco presionó a su creador, Tōru Iwatani, para que todos los personajes fueran iguales. Éste se negó rotundamente y, para convencer a su jefe, realizó un encuesta a diferentes profesionales. Todos ellos, sin excepción, le apoyaron. Y, además, tiene una explicación: cada tono representa un tipo de personalidad y un conjunto de característica diferentes.

  • Blinky, el fantasma rojo. Es el más agresivo de todos, pues su principal cometido es acabar con Pac-Man sea como sea. Para ello, aumenta su velocidad cada vez que el comecocos suma cierta cantidad de puntos.
  • Clyde, el fantasma naranja. Tan sólo se acercará a Pac-Man si éste se encuentra a menos de ocho metros de distancia. Es especialmente lento y se limita a dar vueltas en algunas zonas del laberinto.
  • Pinky, el fantasma rosa. Es el gran aliado de Blinky. De hecho, hará todo lo posible para ayudarle a acabar con Pac-Man. Por ello, su objetivo no es tanto comérselo como acorralarle.
  • Inky, el fantasma azul. Su personalidad puede tocar todos los extremos, aunque destaca principalmente por ser el más lento y asustadizo, tanto que si te cruzas con él es muy probable que huya.

Sue, Kinzo, Funky, Spooky...

Estos son los fantasmas originales del videojuego. No obstante, con el paso de los años y con la creación de nuevas versiones, han ido apareciendo otros tantos que hoy se recuerdan con más o menos suerte. El objetivo, eso sí, sigue siendo el mismo.

  • Kinzo. Es un fantasma amarillo que sólo apareció en Pac-Man Arrangement y destaca por su capacidad para combinarse con los otros fantasmas.
  • Sue. De color morado, es la versión femenina de Clyde en Ms. Pac-Man. De ahí que actúe exactamente igual que él.
  • Yum-Yum. Este familiar de Blinky es de color rojo y apareció en Pac-man Jr. También mantiene una relación amorosa con Pac-Man Jr.
  • Spooky: Es un fantasma gris oscuro con una armadura, era el rey de los fantasma en la antigüedad hasta que fue sellado bajo el árbol más alto de Pac-Ville.
  • Funky: Es un fantasma verde capaz de saltar que hizo su primera aparición en Pac-Mania. Está enamorado de Sue.