Esto es lo que pasa si no activas el modo avión en un vuelo

Lo normal es que las compañías nos obliguen a poner nuestros dispositivos en este estado, aunque la realidad es que muchos pasajeros se saltan esta norma

Si eres de los que viajas a menudo, esta pregunta te sonará. ¿Por qué, poco antes de despegar, la tripulación pide siempre a los pasajeros que activen el modo avión de sus móviles y dispositivos electrónicos? La mayor parte de las veces, lo acabas haciendo sin rechistar. Es algo impuesto desde hace tiempo y casi nunca lo has cuestionado. Es por tu seguridad, dicen. Pero, ¿qué pasaría si nos saltamos esta norma? ¿Podríamos interferir en el funcionamiento de la nave? ¿Provocar un accidente?

La respuesta a todas estas cuestiones es muy sencilla: no. Sin embargo, las aerolíneas nos obligan a cumplir a rajatabla esta medida. ¿Por qué? Durante muchos años se ha defendido que las ondas electromagnéticas de los dispositivos electrónicos podrían afectar a los sistemas eléctricos y a las telecomunicación del avión. Pero, con el paso del tiempo, se ha demostrado que no es del todo así. Es decir, tener el teléfono encendido y con conexión no interfiere en el funcionamiento de la aeronave hasta el punto de provocar un accidente.

¿Entonces? Tal y como recoge Xatacala realidad es que pueden afectar al sistema de comunicación con las torres de control, provocando ruidos que alcancen hasta ocho vatios. Esto, si bien es algo tan sólo molesto para los pilotos, también puede suponer un problema en situaciones de tormenta o turbulencias, volviéndose especialmente importante en las fases de despegue y aterrizaje. Si bien existe esta opción, la probabilidad de que ocurra es bastante baja. 

De esta misma forma se manifiesta buena parte de los fabricantes y operadores del mercado, que aseguran que el uso de los teléfonos no afecta a los vuelos comerciales. De hecho, hay que recordar que, en caso desactivar en modo avión en pleno vuelo, los móviles no conseguirán establecer ninguna conexión, por lo que difícilmente podrían interferir en el desarrollo del mismo.

¿Puedo ir a la cárcel? Sí

“Por razones de seguridad y para evitar incidencias sobre los sistemas y equipos de los aviones, hay ciertos dispositivos electrónicos que continúan prohibidos tanto en el despegue, en el aterrizaje y durante el vuelo. Tenlo siempre en cuenta para volar con seguridad”, recoge Iberia en sus estatutos. Sin embargo, a pesar de ello, no es raro ver a algún pasajero enviando mensajes o consultando el correo durante el aterrizaje. En ese caso, ¿qué ocurriría si le pillan?

En 2003, ya hubo un precedente: el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de El Prat de Llobregat (Barcelona) condenó a una pena de arresto de seis fines de semana y a una multa de 1.800 euros a dos pasajeros que se negaron a apagar el teléfono durante la maniobra de despegue. Dicho esto, es posible que la compañía ejecute acciones legales contra la persona que incumpla sus normas. Por lo que sí, no apagar o poner en modo avión el móvil durante un vuelo es constitutivo de delito. Ahora bien, la gravedad de la pena dependerá del país al que pertenece la compañía. No es igual España que China, por ejemplo.

En este último caso, es posible ir a la cárcel. En el caso de que vueles en una compañía china, estos repetirán una y otra ve que apagues (sin más opciones) todos tus dispositivos. Si no lo haces y te pillan, te denunciarán y, en el peor de los casos, acabarás en prisión. Así le ocurrió en 2017 a estos tres pasajeros: Zhang, Niu y Wang se negaron a cumplir con la norma y tuvieron que hacer frente a cinco, tres y cinco días entre rejas, respectivamente.