Entrevista a Ángel Sandoval: “Tenemos una empleabilidad por encima del 90% en todos nuestros bootcamps”

Los “bootcamps” son cursos intensivos de formación práctica en los que los alumnos desarrollan las habilidades necesarias para determinadas perfiles del sector tecnológico con una alta demanda de profesionales en menos de tres meses

"Bootcamp" para formar programadores de Upgrade Hub.
"Bootcamp" para formar programadores de Upgrade Hub. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Upgrade Hub.

El día del programador, hoy 13 de septiembre por ser el día 256 del año y 256 la cantidad de números que pueden representarse con 8 bits, es uno particularmente propicio para recordar la alta empleabilidad en esta área profesional. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, el sector TIC liderará las contrataciones en los próximos meses y el perfil de desarrollador web será uno de los más demandados mientras que el 47% de las empresas españolas tienen dificultades para cubrir este tipo de vacantes. Con las actuales cifras de desempleo, más de uno puede valorar la opción de reconvertirse en programador u otro perfil informático, pero echarse atrás ante lo que percibe como un largo y complejo proceso de formación, al menos por la vía universitaria o de la formación profesional.

Sin embargo, existe otra opción que son los conocidos como bootcamps. Un formato de enseñanza intensiva que comenzó a popularizarse a principios de la década pasada en Estados Unidos y llegó a España pocos años después. Para conocer cómo son, qué ventajas aporta este tipo de formación y qué posibilidades da para conseguir empleo tras finalizarla, hablamos con Ángel Sandoval, co fundador de Upgrade Hub, empresa fundada en 2018 y que actualmente ofrece cinco bootcamps que permiten adquirir las habilidades necesarias para trabajar como programador (Full stack o Front end), diseñador UX / UI, analista de datos y en Ciberseguridad y hacking en periodos que pueden variar entre menos de dos meses y cinco, dependiendo del área profesional y de la modalidad que escoja el alumno, formación a tiempo completo o parcial.

Ángel Sandoval (izq.) y Gustavo Aznar (der.), fundadores de Upgrade Hub.
Ángel Sandoval (izq.) y Gustavo Aznar (der.), fundadores de Upgrade Hub. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Upgrade Hub.

¿Qué es un bootcamp?

Un bootcamp es un entrenamiento super intensivo, eminentemente práctico, al menos en nuestro caso. Lo que permite es adquirir unas habilidades, insisto en lo de prácticas, en un tiempo récord y poder ponerlas a funcionar en un empleo desde el primer día en que te incorporas. Tú cuando sales de la formación que denominamos reglada, bien sea un grado superior, un título universitario… normalmente, eres un titulado pero no eres un profesional. Todos nos hemos encontrado en que terminas los estudios y dices ¿y ahora qué? Me enfrento al mercado laboral, no tengo experiencia…. Nosotros lo que hacemos es, precisamente, hacerlo de la otra manera. Te vamos a dar nuestra propia titulación, pero aquí lo importante no es la titulación sino son las skills, que es lo que te permite sumar en un entorno profesional. De hecho, aunque evidentemente lo que nosotros proveemos es formación, nosotros no hablamos de formación sino que siempre decimos que se viene a trabajar. Hay que tener ese compromiso, esto es un trabajo. Son entornos profesionales en los que los mentores son profesionales en activo de la profesión y que te cuentan lo que está sucediendo en el día a día y te plantean casos reales a los que tu les das soluciones reales. Etimológicamente, el bootcamp son campamentos intensivos militares. Te sonará “La chaqueta metálica” o “El sargento de hierro”, esas películas en las que hay entrenamientos muy duros bajo mucha presión porque vas a la guerra. Aquí no vas a la guerra, pero para adquirir esas habilidades y en un periodo que puede oscilar entre dos meses y poco hasta cinco meses dependiendo del formato, si es fulltime aquellos que están desempleados o si es partime para aquellos que ya tienen un empleo y quieren mejorar profesionalmente, pues claro, en ese tiempo, adquirir esas habilidades y poder entrar en un sector que mira al futuro y con mejores salarios, pues requiere de un esfuerzo.

¿Desde cuándo se hacen en España bootcamps?

En España tiene origen a mediados de la segunda década. Nosotros somos de los primeros en España y estamos impartiendo desde 2018… luego tenemos algún bootcamp como el de Ciberseguridad y hacking ético que es el primero de España. Somos de los primeros en muchas cosas y, bueno, no hay nadie que lleve muchos más años.

Entre los que realizáis, ¿cuál tiene mejor salida profesional y cuáles son los más demandados por los alumnos?

Tenemos una empleabilidad global que está por encima del 90% en todos los bootcamps. Todos tienen una gran demanda de empleo, si no no estarían entre el surtido de productos que desarrollamos. Nuestro proyecto tiene una misión que es reducir el gap, la brecha digital, que no solo hay en nuestro país. También esa paradoja, ¿cómo podemos tener tres millones de desempleados y que siga habiendo, según el INE, unas 40.000 ofertas dentro del sector tecnológico que no se cubren? ¿Por qué? Porque no hay profesionales. En volúmenes, lo que más tenemos es la parte de desarrolladores y luego tenemos, aparte de ciberseguridad y diseño UX / UI, el programa de Data que es más reciente pero que nos está sorprendiendo. Nosotros, como tenemos un contacto muy directo con las empresas cuando finalizan los bootcamps, son ellas las que vienen aquí a contratar. Ante esa falta de profesionales, vienen a verles y directamente muchos salen contratados en esas rondas que tenemos aquí, internamente, a la finalización de los bootcamps. El último que hemos lanzado al mercado, que es este de Data Analitycs, nos ha sorprendido…. No es que nos haya sorprendido porque cuando vienen las empresas nosotros vamos viendo cuales son sus necesidades y ellos te van demandando perfiles y lógicamente nos adecuamos a esas necesidades del mercado. Ha sido un éxito brutal, incluso antes de terminar nos los han estado quitando a este último bootcamp.

Entonces, ¿cuándo tenéis suficiente demanda de un tipo profesional por parte de las empresas con las que colaboráis, más de 500, es cuando hacéis el bootcamp?

No es exactamente así, pero hay una parte que es así. Lo que buscamos es que la gente bien mejore profesionalmente, bien encuentre un empleo en un sector al que de otra manera no tendría acceso y sobre todo dar una calidad en el producto que es la que permite que eso se produzca luego. No somos reactivos, vamos incorporando porque vamos analizando el mercado y los requerimientos que este tiene. ¿Faltan profesionales en una parte de él? Lógicamente, ponemos en práctica un programa que reduce empleo y esa brecha digital.

¿En qué franja de precios se mueven?

Estamos hablando en un entorno de 5.450 euros. Tenemos programas de becas que pueden mejorar esos precios, depende también de los perfiles. Dependiendo de si están desempleados o no tienen derecho a unas becas u otras... cada caso, en el proceso de admisión, lo evaluamos.

¿Es necesaria una formación previa por parte del alumno?

No se requiere ningún tipo de formación previa. Si la tienes, es bienvenida. Ahora bien, tenemos gente de todos los tipos, de todos los ámbitos. Tenemos mucho licenciado universitario, tenemos gente con másteres, con grados superiores y también tenemos gente que no tiene estudios superiores y que se puede incorporar y lo hace. ¿Qué es lo que tienen que hacer todos antes de arrancar el programa? Hay un pre work que es un trabajo previo que ellos hacen de manera independiente pero con la atención de nuestros mentores que permite que cualquiera, sin una base previa, esté en disposición de incorporarse. Así alcanzamos un nivel mínimo que hace que luego durante el bootcamp todos tengan la disposición de poder avanzar y sobre todo de entenderse entre ellos y tener una capacidad de interlocución entre todos los miembros, participantes y mentores.

¿Como se consigue lo misma capacitación que en una carrera informática de cuatro años en un periodo tan corto?

Nosotros lo que hacemos es, como se dice, vamos al core. A la necesidad real en el entorno profesional. Un 80% del programa es todo práctico. Lo que haces es aprender, de verdad, a programar, evitando otras cosas que pueden ser más superfluas e innecesarias. Desde historia de la programación o quien fue el primer programador, nosotros no vamos a entrar a eso. Lo que entramos es a ver programación y a ver los frameworks, en cada caso, que se utilizan, lo que van a usar de manera profesional. A pesar de que en las carreras vayan a estar cuatro años, en muchos casos no ven los frameworks o no ven los últimos que es lo que necesitan. Nosotros tenemos incluso ingenieros informáticos que terminan con nosotros. Vamos a ver lo que realmente necesitas y, por supuesto, vas a tener que seguir aprendiendo y seguir creciendo. Creemos en esa idea de la formación continua que tendrá que recibir un profesional que se incorpora al sector porque está claro que es un mundo muy cambiante. Te damos las herramientas para que te incorpores o para que crezcas dentro de él, dependiendo de la situación que tengas y evidentemente quitamos muchas cosas que profesionalmente quizás no sean tan importantes. Es todo eminentemente práctico y pensado para profesionales. Si queremos generarlos, sabemos lo que tenemos que darles.