Sociedad

Un fotógrafo utiliza la inteligencia artificial para mostrar cómo sería hoy Lady Di

El trabajo es parte de un proyecto en el que regresa a la vida a personajes famosos de la música o el cine entre otras disciplinas

Lady Di
Lady Di FOTO: Instagram

Después del bombardeo de información tras la muerte de Isabel II el pasado 8 de septiembre y tras los ríos de tinta editorial sobre las aptitudes monárquicas de Carlos III del Reino Unido, son muchas las personas que se han preguntado cómo sería hoy la monarquía británica si Lady Di estuviera viva. La respuesta puede que la tenga el fotógrafo turco Alper Yesiltas. Del mismo modo que hay aplicaciones que nos envejecen mediante inteligencia artificial, Yesiltas ha recurrido a varios programas de IA para evaluar cómo sería la princesa Diana si aún estuviera viva. Y el resultado es sorprendente.

La imagen forma parte de un proyecto de Yesiltas llamado “As if nothing happened” (Como si nada hubiera ocurrido) en el que utiliza programas de tratamiento de imagen e inteligencia artificial para retocar las fotografías de personajes famosos que han muerto hace 10, 20 o 30 años e imaginar cómo serían hoy.

En este proyecto podemos ver a Freddy Mercury, Janis Joplin, Jimmy Hendrix, Bruce Lee o Heath Ledger entre otros. Las imágenes de Yesiltas, un fotógrafo con más de 20 años de experiencia, se exhiben en diferentes galerías del mundo y han sido publicadas en libros y revistas. “As if nothing happened”, por otra parte, es un proyecto que aún no ha terminado y que está en constante evolución.

El propio Yesiltas confiesa que no publica una fotografía hasta que no piensa que el resultado de la misma es lo suficientemente realista como para convencerlo a él. Y parece que es un juez muy exigente.

Los programas informáticos con los que trabaja Alper Yesiltas se basan en un algoritmo de IA de dos partes llamado red generativa antagónica (GAN por sus siglas en inglés). La idea es entrenar a la IA para crear una imagen de una persona pero muchos años después analizando cientos de miles de imágenes de personas a los, por ejemplo 30 y a los 70 años, y recreando características que ve en ellas y que son similares al rostro objetivo. Así es cómo se obtienen imágenes como la de Lady Di.