Alumnos de instituto imprimen prótesis en 3D

Utilizan como material principal el ácido poliláctico (PLA), un termoplástico biodegradable, y las cuatro primeras unidades se han donado a Ayudame3D.

Fabricadas con ácido poliláctico (PLA), estas prótesis se han donado a una ONG.
Fabricadas con ácido poliláctico (PLA), estas prótesis se han donado a una ONG.

Las cuatro primeras prótesis se han donado a la ONG Ayudame3D, que las enviará a zonas con pocos recursos donde es difícil encontrar repuestos.

Un grupo de alumnos de enseñanza secundaria del grupo educativo Brains Internacional Schools ha llevado a cabo un proyecto piloto que consiste en desarrollar prótesis articuladas mediante una técnica de impresión 3D. Los mismos alumnos se han encargado de la impresión y ensamblaje de las piezas, y en la actualidad estudian la posibilidad de introducir algunas mejoras en los patrones de diseño para incrementar su funcionalidad en personas que las necesiten.

Bautizadas con el nombre de ‘Trésdesis’, las cuatro primeras prótesis han sido donadas a la ONG Ayúdame3D, que las hará llegar a cualquier parte del mundo donde una persona las pueda necesitar por haber sufrido una amputación. Están fabricadas con ácido poliláctico (PLA) como principal material, un termoplástico biodegradable que se obtiene a partir de recursos renovables como el almidón de maíz o la caña de azúcar, y también se emplean otros materiales fáciles de conseguir como el hilo, que ayudan a contener los gastos de fabricación.

Una de las características más destacadas de la prótesis ‘Trédesis’ es la “adaptabilidad a las personas que han pedido el codo, además de su control mecánico sin motores”, explica Laura Martín, coordinadora de A3KIDS de la organización sin ánimo de lucro Ayúdame3D. Pueden ser enviadas a zonas con pocos recursos donde sería difícil encontrar repuestos, y en su página web ofrecen tres modelos: para personas con muñeca, para personas con codo y para personas sin codo.

“Ha sido un proyecto duro, pero muy gratificante ya que hemos podido mejorar la vida de algunas personas al mismo tiempo que poníamos en práctica nuestros conocimientos”, ha comentado Alejandro Marcelino Larregola, alumno de primero de Bachillerato Internacional de Brains International Schools durante el acto de presentación del proyecto. “Tardamos meses en realizar la primera prótesis, pero todos nos hemos sorprendido al ver como ahora somos capaces de crearlas en alrededor de 4 días”, añade el alumno.

En la primera prótesis tardaron meses, y ahora son capaces de crear una nueva en cuatro días.