Viral

Así se produce el fenómeno de la nube con aspecto de OVNI vista en el cielo de Turquía

Las nubes lenticulares no son un fenómeno raro, pero la coincidencia con el amanecer le confirió un aspecto extraordinario que han hecho el suceso viral

Así se produce el fenómeno de la nube con aspecto de Ovni vista en el cielo de Turquía.
Así se produce el fenómeno de la nube con aspecto de Ovni vista en el cielo de Turquía. La Razón.

Los habitantes de la ciudad turca de Bursa amanecieron el pasado jueves con un espectacular fenómeno meteorológico ante sus ojos. Una formación de nubes de un color naranja intenso que asemeja a la representación que se ha visto en numerosas películas sobre lo que sería la entrada de una OVNI en la atmósfera. La imagen era espectacular y rápidamente se hizo viral despertando todo tipo de comentarios, pero la explicación es más sencilla de lo que parece. Se trata de un fenómeno conocido como nubes lenticulares que, en este caso, se ha cruzado con una montaña a la hora del día en que el sol le confería su aspecto más ominoso.

La montaña que ha provocado el fenómeno en Bursa, una localidad situada 80 kilómetros al sur de Estambul, es Ulu Dag. Tiene una altitud de 2.542 metros sobre el nivel del mar y a sus pies se encuentra la ciudad turca.

La nube lenticular que se encontró con Ulu Dag es un tipo de nube estacionaria que normalmente se forma en la troposfera, la capa más baja de la atmósfera, en paralelo a la dirección del viento.

En condiciones normales, las capas que forman una nube lenticular permanecen separadas. Esto es hasta que se encuentran con un obstáculo a su altura como es el caso de una montaña. Cuando esto sucede, el aire de las capas más bajas se ve empujado hacia arriba, modificando la estructura por capas de la nube lenticular. El fenómeno se produce al cruzar la montaña y después desaparece. En el caso de Bursa, duró aproximadamente una hora.

Tal y como se puede comprobar en el vídeo, la coincidencia del paso de la nube por Ulu Dag con el amanecer dotó a la nube de un espectacular color naranja que se movía entre rojo y amarillo y que le permitió protagonizar una escena fuera de lo habitual. No era la llegada de extraterrestres como en la película The Arrival, pero sí una imagen para recordar.