Actualidad

Diez recuerdos colgados del cuello

Una startup española crea una joya inteligente que almacena los mejores recuerdos. Se pueden consultar acercando el móvil

Un ejemplo de cómo funciona «Única»
Un ejemplo de cómo funciona «Única»

La joya verdaderamente valiosa no está hecha de oro o de plata, sino de recuerdos. Diez en concreto. Vídeos, audios o imágenes de una vida que una startup española, Zero Jewels, propone ahora que llevemos colgados del cuello y que podamos consultar cuando queramos.

Es la original iniciativa de «Única», la primera colección de colgantes que fusionan diseño y tecnología, impulsada por la emprendedora Cristina de la Rosa Nieto, fundadora de Zero Jewels.

‘Única’ es un colgante inteligente diseñado para mujer que pretende conservar tesoros emocionales y darles vida. Está equipado con una tecnología que permite acceder a él desde un dispositivo móvil. Cuando se introduce un código, se abre una página para configurar la joya e incluir en su interior hasta un máximo de 10 recuerdos, ya sea en foto, vídeo o audio.

Una vez hecho esto, basta con acercar y deslizar un móvil con conexión NFC sobre la joya para que los recuerdos se activen y reproduzcan en la pantalla del teléfono. Por el momento, la colección incluye doce modelos a un precio que oscila entre los 119 y los 200 euros.

Pero, si los recuerdos que se almacenan se pueden consultar desde el móvil, que es un dispositivo que llevamos siempre encima, ¿por qué tenerlos guardados en un colgante? ¿Es más una cuestión sentimental que funcional? Según explica a larazon.es De la Rosa, «Única ha sido diseñada para hacer un uso emocional de la tecnología, es decir usar la tecnología para potenciar emociones. Nuestro colgante es un vehículo donde escondes un tesoro emocional o llevas un mensaje».

En su opinión, «generamos mucho contenido digital pero la mayoría de las veces acaba olvidado o perdido», por lo que tener «a mano» esta selección de los «grandes éxitos» de nuestra memoria tiene su sentido. «La joya es la llave a tus recuerdos», añade. En caso de pérdida o robo, se puede pedir la desactivación de forma inmediata para que nadie vea su contenido.

¿Y por qué solo 10 recuerdos? «No queríamos que la joya se convirtiese en un nuevo disco duro, lo que importaba era crear un tesoro compuesto solo por los recuerdos más especiales y que realmente quieres tener cerca para revivir siempre que se quiera», añade la emprendedora.

De hecho, en la fase de diseño del producto se preguntaba a los potenciales clientes por sus mejores recuerdos, y éstos solo eran capaces de enumerar una media de cinco. Pero tener presente toda una vida bien vale duplicar esta cifra.