Actualidad

SPC pone a la venta un sistema de alarma inteligente sin cuotas

El kit de seguridad Interceptio proporciona un control integral de hogares y negocios sin complejas instalaciones desde 149,90 euros, con notificaciones en el móvil.

La instalación de un sistema de alarma en el hogar o en un negocio implica en muchos casos la realización de obras o el pago de una cuota de suscripción mensual. Con el nuevo sistema de alarma inteligente Interceptio de la compañía tecnológica española SPC estas tareas se simplifican al tratarse de un equipo de seguridad inteligente y flexible con el que el control de lo que sucede en todo momento se realiza mediante una aplicación a través del smartphone, sin ningún pago adicional.

Publicidad

El equipo SPC Intercepto tiene un precio de 149,90 euros y consta de un kit en el que se incluye una centralita numérica para la gestión de las funcionalidades del sistema, dos sensores de actividad con batería incorporada –uno de apertura de puertas y ventanas para controlar el acceso al recinto y otro de movimiento para detectar actividad en zonas interiores-, dos tarjetas RFID para desactivar la alarma sobre la propia centralita y un mando a distancia para armar y desarmar el sistema, con la posibilidad de añadir hasta 50 sensores en recintos con mayores dimensiones.

Cuando el sistema detecta que una persona está en el recinto controlado por los sensores de actividad, el usuario recibe una notificación inmediata en el smartphone, enviando la señal a través de Wi-Fi o desde una tarjeta SIM, con la posibilidad de crear listas de llamadas o SMS que alerten de alguna incidencia, incluso si hay una interrupción de la conexión Wi-Fi.

Publicidad

Cada sensor cuenta con una batería individual, y en el momento en que se detecta baja carga en la misma envía un aviso, debiendo reemplazarla en el plazo de dos semanas. La centralita va conectada a la red eléctrica, y si se produce un corte de suministro envía una notificación, funcionando de forma autónoma durante ocho horas, y también tiene una función antisabotaje, comenzando a sonar si alguien intenta desinstalar la alarma para apagarla.

Publicidad

La alarma puede vincularse con otros dispositivos de la marca a través del móvil con la aplicación IoT, de manera que si detecta movimiento o un sensor de fugas de agua detectara inundación, saltaría la alarma. Existe un kit más completo que se compone de la alarma SPC Interceptio más la cámara Teia, que tiene un precio de 199,90 euros.