Las imágenes inéditas de Ortega Lara y Miguel Ángel Blanco que no dejan indiferente

Atresplayer PREMIUM estrenó el domingo un documental periodístico bajo el nombre “Instante decisivo” con imágenes inéditas sobre la liberación de Cosme, Ortega Lara y el asesinato de Miguel Ángel Blanco en los 12 días más convulsos de la Historia de España

«En la vida hay momentos que lo cambian todo, después de un instante decisivo, nada volverá a ser lo mismo». Con estas palabras da comienzo el documental que estrenó el domingo la plataforma Atresplayer Premium y que no deja indiferente. «Instante decisivo» usa dos lenguajes, el de las imágenes reales, algunas de ellas inéditas y sobrecogedoras, y parte de ficción que simula la realidad. Aquello que no pudimos ver. Retrata el documental periodístico los 12 días que cambiaron el rumbo de España en el año 1997: la liberación de Cosme Delcraux, la de Ortega Lara, donde por primera vez se pueden visualizar impactantes imágenes sobre los instantes previos hasta que consiguen sacarle del zulo, y el asesinato de Miguel Ángel Blanco, que convulsionó Ermua y toda España.

«La idea era hacer un trabajo periodístico muy riguroso. Lo que se ve es real, la ficción ilustra la realidad de lo que las cámaras no grabaron, pero ocurrió. Todo lo que se relata es así, contrastado y riguroso. Nos permite que mucha gente reviva aquello con una dimensión diferente y descubrir muchas cosas de lo que este país vivió concentrado en 12 días», mantiene Luz Aldama, productora ejecutiva del documental y directora de programas de actualidad de Atresmedia.

Parte de las imágenes pertenecen al archivo propio, pero se incluyen grabaciones inéditas que no han visto la luz hasta ahora y representan algunos de los momentos más volcánicos de «Instante decisivo». «Las imágenes de las Guardia Civil cuando están llevando a cabo la liberación de Ortega Lara, dentro de la nave, no habían salido hasta ahora en 23 años por distintos motivos. Fue un rescate sin precedentes y poder ser testigo de ello te permite darte cuenta de lo extraordinario que fue», dice Teresa Latorre, directora de «Instante decisivo». Una liberación que ponía fin a 532 días de secuestro en un auténtico zulo, como se puede ver en el documental.

Imágenes inéditas

Ese momento marca un antes y un después en el documental, pero también lo harán «las imágenes inéditas de Miguel Ángel Blanco que sale hablando. Hasta ahora teníamos fotos que todas las televisiones del país sacaron mil veces, pero hemos encontrado imágenes que nos permite verle ejerciendo de concejal por el que murió. Es muy emocionante», apunta Latorre.

La actualidad ha querido dar la mano a este trabajo periodístico y hace apenas unos días que saltaba la noticia de que Ibon de Muñoa, cómplice del asesinato de Miguel Ángel Blanco, salía de la cárcel. Precisamente sus imágenes en el pleno unas horas después de haberle enterrado forman parte de ese legado inédito de «Instante decisivo», «representan la situación que se vivía y describen bien a la persona sin necesidad de decir nada más», afirma la directora.

El documental comienza la jornada del 1 de julio, cuando Cosme Delcraux fue liberado, previo pago de rescate de la familia, en las proximidades de Elorrio (Vizcaya), después de 232 días de cautiverio y acaba con un ritmo frenético de sucesos y emociones con el asesinato de Miguel Ángel Blanco, doce días después. La respuesta de la banda terrorista ETA y cómo el pueblo por primera vez en la historia sale a las calles y se enfrenta a la situación de manera masiva. Las 48 horas aterradoras que marcaron un antes y un después en la historia de nuestro país.

«Hay otro documento original que es el audio de Jon Cano, el único concejal de Ermua que llama a la televisión local y le dice a ETA que libere a Miguel Ángel Blanco. Deja ver la grieta que se empieza a abrir dentro de HB», mantiene Luz Aldama.

Un «Instante decisivo» que no deja indiferente al espectador. «Este proyecto comienza con la premisa de buscar momentos que son trascendentes y a partir de ellos nada vuelve a ser igual. Y este lo fue para los vascos y para la sociedad española». 12 días de absoluta convulsión política y sin lugar a dudas un «Instante decisivo».