Caballero y Revilla: el Anchoas y el Bombillas frente a frente en “El Hormiguero”

Los dos políticos se defendieron en el programa de Pablo Motos de quienes les llaman populistas

Caballero y Revilla en "El Hormiguero"
Caballero y Revilla en "El Hormiguero" FOTO: La Razón Antena 3

Lucha de gigantes en el último programa de esta semana de “El Hormiguero”. Pablo Motos subió al ring a dos de los políticos más populares de España bajo la premisa de averiguar quién era mejor, su opinión sobre los grandes temas actuales, y si esa popularidad puede malinterpretarse como “populismo”. Abel Caballero, alcalde de Vigo y Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, hicieron las delicias del público.

“Están aquí porque les he liado yo”, confesó Pablo Motos nada más empezar el programa. Inmediatamente tomó Miguel Ángel Revilla la palabra y señalando a Caballero dijo: “Sí, pero el culpable es él”. Explicó el presentador que el vigués “cayó en mi emboscada”. Revilla bromeó que incluso habiendo visitado 26 veces el programa “a este paso (señalando a Caballero) me quita el puesto aquí”.

Pablo Motos narró como en la primera visita del alcalde le hizo la pregunta trampa sobre quién era más conocido de los dos y entonces Caballero bromeó: “Yo soy más popular que él”. Volviendo al programa Revilla insinuó que lo había dicho “con la boca pequeña. Yo he colocado una tierra que en el año 79 se llamaba Provincia de Santander en que hoy es Cantabria y no lo sabía nadie”.

Además Revilla recuerda como el programa de Motos sirve de promoción y termómetro de la popularidad y narró como en un viaje a México le reconocieron por la calle: “A ver si me confundieron con un mariachi y me dicen todos... de ‘El Hormiguero’”. Abel Caballero por alusiones explicó cómo promoniona él la ciudad de Vigo y la famosa Navidad de las luces " a la que viene mucha gente de Cantabria”.

Llegado el momento de hablar del “populismo” de ambos políticos, Motos explicó que es un intento de “rebajar” su capacidad política y recordó que les llaman “el Anchoas” y “el Bombillas”. “No puedo ser de otra manera, pero siendo presidente o no siendo presidente”, respondió Revilla, que asegura que “he sido toda la vida así, me gusta hablar con la gente, me gusta ir a las ferias”.

Abel Caballero quiso dejar claro que “la acusación de populismo es siempre lo que dicen los que pierden. El populismo es cuando alguien promete cosas que no cumple, hace propuestas imposibles de cumplir. Sacamos 20 escaños, los que sacan uno, dos o cuatro nos dicen que somos populistas. ¿Está llamando tonta a la gente de la ciudad?”.