Victorino sobre el Premio Nacional de Tauromaquia: “«Los medios públicos no dan información si no es una cogida»

Acaban de recibir que otorga el Ministerio de Cultura, Educación y Deporte en un momento de tensión entre las partes

Era ayer a mediodía cuando se daba a conocer la noticia y la Fundación del Toro de Lidia se hacía con el Premio Nacional de Tauromaquia, que entrega el Ministerio de Cultura en un momento de tensión indudable entre las partes. El mítico ganadero Victorino Martín atendía a este medio, como presidente de la Fundación, cargo en el que lleva tres años del lustro que tiene de vida la entidad.

-Usted ya sabe lo que es recoger este premio.

-Sí, creo que fue en el 2016 cuando nos lo dieron y ese año lo entregaron más tarde, ya en el año siguiente, y de hecho fue la última vez que mi padre salió de casa. Murió al poco. Somos los únicos, creo que junto con Ponce, que tenemos la Medalla de Bellas Artes y el Premio Nacional.

-Y ahora a la Fundación.

-Es el reconocimiento al trabajo de muchas personas que estamos empujando para que esto salga adelante y poner a la tauromaquia en el lugar que le corresponde.

-¿Cómo ha afectado la pandemia al sector?

-Pues ha pegado de lleno, como a todos, pero se da la circunstancia de los tiempos. Veníamos, como cada año, de seis meses de parón y cuando nos metieron en casa era cuando en realidad nos tocaba comenzar nuestra actividad. Toreros, empresarios, ganaderos... Teníamos el gasto hecho y era la hora de facturar para compensar, el momento de recoger los frutos. Ahora se nos ha quedado la despensa vacía y el campo lleno de toros, los trastos comprados, la publicidad de las ferias hecha... Y esta broma cuesta mucho dinero.

-¿Qué se pretende en la Fundación?

-Pretendemos unificar a todo el sector lo primero, que todos se sientan representados, porque tenemos un tesoro, un patrimonio de la cultura, de la sociedad, del medioambiente y de la economía, que tiene mucha influencia en el día a día de este país. Hay muchos territorios que no se entienden sin las fiestas taurinas, pero la realidad es que estamos en un momento en el que parece que no existimos. Nos quieren negar. Hay que normalizar la relación del sector con la clase política.

-¿Se han sentido agredidos, ninguneados?

-Yo diría que discriminados, pero también digo que la tauromaquia no ha hecho una buena gestión en los últimos años. Llevamos muchos de déficit en relación a nuestros derechos. En consecuencia con lo que sería justo, pero no lo hemos sabido reclamar. Desde cosas como que la cabaña de lidia tiene una metaraza, que son lo que conocemos como encastes que hay 35 en peligro de extinción. Supone un tesoro único y nunca nos hemos preocupado por ese reconocimiento genético y, sin embargo, la vaca blanca cacereña sin ir más lejos está subvencionada.

-¿Y en relación a los medios?

-Eso es tremendo. Los medios de comunicación públicos no dan ni una sola información a no ser que sea una cogida. Y se da la circunstancia de que es el único espectáculo que reúne en Madrid a 24.000 personas durante más de 30 días y no se dice absolutamente nada. Muy normal no es ¿no?

-En los polémicos Presupuestos Generales del Estado tampoco salen bien parados...

-Es una barbaridad lo que la tauromaquia revierte al Estado en IVA, IRPF... Y resulta que recibe el 0.007% de los Presupuestos.

-¿Qué ha sido lo más destacado que han hecho en la Fundación en este año?

-Hay muchas cosas, pero diría que la Gira de la Reconstrucción, con Movistar +, reunir al sector, que es clave, el circuito de novilladas con la Junta de Andalucía, aunque se ha visto reducido por la Covid-19, y el de Castilla León. Se han firmado 450 boletines.

-Hay futuro, ¿van jóvenes a los toros?

-El mundo del toro tiene mucho tirón, creo que hubo una época en la que no supimos gestionar bien, y ahora con las redes sociales, los propios jóvenes, consumen y buscan. Y una realidad, en las plazas hay gente joven.