Toros

Mariano de la Viña comienza con alimentación oral

El banderillero de la cuadrilla de Enrique Ponce sigue recuperándose favorablemente

El banderillero Mariano de la Viña, ingresado en la UCI de la clínica Quirón de Zaragoza tras la grave cogida sufrida el pasado domingo, permanece «estable, despierto, consciente, orientado y colaborador» y posee «curso intestinal», por lo que los doctores van a comenzar a moverle y a darle «alimentación vía oral».

Publicidad

El paciente mantiene «buenas tensiones, febrícula moderada, hay buena circulación arterial y venosa de la extremidad inferior izquierda y, a expensas de unas pruebas de electrofisiología, se ha retirado parcialmente el drenaje MIKULICZ», tal y como desvela el último parte médico emitido este viernes por este centro hospitalario de la capital aragonesa.

El pronóstico del veterano subalterno manchego, de 51 años, continúa siendo «grave» por lo se mantiene su ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos a espera de evolución.

Mariano de la Viña sufrió una cogida cuando trataba de parar con el capote al cuarto toro de la corrida que cerró el pasado domingo las fiestas del Pilar de Zaragoza, segundo del lote de Enrique Ponce, con el que lleva toreando en su cuadrilla más de veinte años.

En la enfermería tuvo que ser reanimado por tres veces al entrar en paro cardiaco debido a la cantidad de sangre que perdió antes de ser intervenido de dos gravísimas cornadas, una en el triángulo de Scarpa que seccionó la femoral y produjo importantes destrozos musculares y vasculares, y otra en la zona lumbar.

Publicidad