Pepe Moral y Javier Jiménez puntúan de nuevo en la Maestranza

Se animó la feria con tres toreos que exigen paso

Derechazo de Pepe Moral al quinto, al que cortó la primera oreja de la feria
Derechazo de Pepe Moral al quinto, al que cortó la primera oreja de la feria

Se animó la feria con tres toreos que exigen paso

Real Maestranza (Sevilla). Tercera de Feria, cuarta del abono. Se lidiaron toros de Torrestrella, bien presentados, interesantes de juego y mejores 3º, 5º y 6º. Casi media entrada.

Miguel Ángel Delgado, de blanco y plata, pinchazo y estocada (ovación con saludos); y cinco pinchazos y estocada (silencio).

Pepe Moral, de gris perla y plata, estocada casi entera (silencio); y estocada (oreja).

Javier Jiménez, de blanco y oro, media estocada, aviso, aviso, dos descabellos (ovación con saludos); y estocada (oreja).

Se animó la tarde en lo climatologico y tras la lluvia del lunes, lució el sol en la Maestranza y en lo taurino también mejoró, y mucho, el ambiente y se vieron tres diestros dispuestos con posibilidades de triunfo, sobre todo Pepe Moral y Javier Jiménez, que consiguieron las primeras orejas del ciclo. Interesante el encierro de Torrestrella y buen nivel de cuadrillas.

Miguel Ángel Delgado se fue pronto a recibir al toro que abrió la tarde. A portagayola para recibirlo y luego se lució en un ramillete de buenas verónicas. Llegó muy motivado a esta cita maestrante y lo puso de manifiesto también con la muleta, que tomó sobre la izquierda, plegó la franela y a modo de cartucho de pescado inició su faena. El toro llevó las embestidas con cierta violencia, rebrincado y revolviéndose pronto, como sin querer colaborar con la disposición del torero, que no se inmutó en ningún momento, persistió en su faena, dando variedad y gusto al toreo fundamental con adornos de indudable clase, por encima de las condiciones de su oponente, bernardinas para cerrar y el pinchazo previo a la estocada anuló posiblemente el corte de orejas. No era la tarde de suerte para el diestro de Écija, que tuvo un segundo toro complicado y que pudo cogerlo en cualquier momento. Comenzó con un pase cambiado, se estiró sobre la diestra y sorprendió con una arrucina. Un buen comienzo, que no puedo tener la continuidad necesaria. El animal se volvió brusco, cabeceó y al final se paró. Echó mano de valor el diestro, quedándose muy cerca de los pitones sin inmutarse, al menos para mostrar sus ganas de ser torero.

Pepe Moral comenzó pronto su faena sobre la mano derecha, en los medios, luego el animal se fue viniendo a menos, desistiendo de la faena y buscando las tablas, terreno en el que tuvo que cerrar su faena el espada, que estuvo voluntarioso en los lances de recibo y animoso con la franela. El triunfo le llegó ante el quinto, un animal que embistió con temple y nobleza, aunque se fue viniendo a menos pero al que entendió soberanamente el de Los Palacios. Con la diestra profundo y con la zurda templado y con mucho gusto, hizo el toreo fundamental con enorme torería.

Javier Jiménez labró una faena de buen trazo, que caló pronto y bien en el público en base al temple y a la suavidad con que llegó la noble embestidad de su oponente. Todo ello con un toro que blandeó de salida, protestó y a punto estuvo de ser devuelto, bregó bien Lipi para mantenerlo en la plaza. Y lo consiguió, aprovechándose de ello el diestro de Espartinas, que cuajó una lucida faena sobre ambas manos, aunque no tuvo el remate adecuado con la espada. Sí acertó ante el sexto y cosechó la segunda oreja del ciclo, faena basada en el temple, en el buen gusto y en la disposición, con un animal, noble, que se dejó. Tandas largas y bien trenzadas sobre ambas manos. Sin duda, buscando y mereciendo un mejor sitio en la Fiesta.