Y llegó la suspensión

La vigésimo primera del abono de San Isidro se suspendió por el mal estado del ruedo que en esta ocasión no tenía puesto la lona

Hace días que pasamos el ecuador de la Feria de San Isidro y son muchos los que hemos pasado bajo la lluvia. Algunos de manera apoteósica, como aquella tarde en la que Toñete encontró su tormenta feliz para cortar una oreja y dar la vuelta al festejo o la doble Puerta Grande de Alejandro Talavante y Alberto López Simón, que también se celebró pasada por agua, entre otras. No acaba ahí el mano a mano que en este San Isidro se está dando entre la Tauromaquia y la lluvia. En esta ocasión, estaba programado el festejo número 21 del ciclo madrileño, con la lidia de toros de la ganadería de Partido de Resina. En el cartel, se anunciaban Sánchez Vara, en sustitución de Ricardo Torres, Javier Castaño y el francés Duffau. Pasadas las siete de la tarde, anunciaban por megafonía lo que en realidad suponía un rumor desde primeras horas de la mañana, al conocerse que la lona que protege el ruedo de la monumental en esta ocasión no estaba puesta. Fue Justo Polo, el presidente del festejo, quien decidió la suspensión, dadas las malas condiciones del ruedo. Impracticable. El ruedo era un mar de barro que en verdad ponía muy difícil el toreo sin poner en peligro, más todavía, a sus participantes. Una suspensión, que no aplazamiento.

Se hace un paréntesis forzoso a la Feria de San Isidro a dos semanas de que esta vea su fin. Dan más lluvia y tormentas para martes y miércoles. Y a pesar de que queda serial por delante, es hora de hacer balance. Alejandro Talavante y López Simón son los únicos diestros que han abierto el codiciado umbral de la Puerta Grande, a pesar de que Julián López “El Juli” se asomó al mismo justo un día antes. El día del doble premio, Talavante se las cortó a un toro y el de Barajas logró tal honor al sumar una y una tras una tarde épica. Y fue el propio torero extremeño el que estuvo también a punto de hacerlo en su comparecencia anterior, aunque por el camino de la sustitución consiguió su quinta Puerta Grande de Madrid. ¡Cómo suena! Diego Ventura ha sido hasta ahora el único rejoneador en salir a hombros.

21 trofeos han cosechado en lo que llevamos de feria. Tres Alejandro Talavante, dos López Simón, uno El Juli, Roca Rey, Manzanares, Antonio Ferrera, Castella, Paco Ureña, Joselito y Luis David Adame, Francisco José Espada, los novillero Francisco de Manuel y Toñete. Por su parte, los rejoneadores, dos trofeos ha cosechado Diego Ventura y uno Leonardo, Martín Burgos y Andrés Romero. Y por supuesto el matador Jiménez Fortes, que dio dos vueltas al ruedo tras una importante faena, porque el presidente le negó un trofeo pedido de manera unánime. Hasta aquí las cuentas y los números de una feria que ha dado un buen puñado de toros importantes. Queda mucha feria por delante, si el tiempo no lo impide.