Razones para hacer el Camino de Santiago en Año Xacobeo

La celebración del año santo es una oportunidad fantástica para peregrinar hasta Compostela

Cualquier momento es bueno para emprender el Camino de Santiago, pero cuando es Año Xacobeo las rutas se llenan de peregrinos y peregrinas del todo el mundo, eventos, exposiciones, charlas, conciertos… El Camino está más vivo que nunca y merece la pena disfrutarlo.

El Año Xacobeo, Año Santo o Jubileo se celebra cuando la festividad del Apóstol Santiago, 25 de julio, cae en domingo. Así sucedió en 2021, pero, como las restricciones derivadas de la pandemia no permitieron vivir la celebración con todo su esplendor, se decidió prolongarla por un año más. Así, 2022 vuelve a ofrecer la oportunidad de cargarse la mochila a la espalda y vivir esta experiencia increíble.

¿Por qué hacer el Camino en Año Xacobeo?

Aunque el Camino se puede hacer siempre, da igual el año o la estación, peregrinar en Año Santo tiene algo de especial.

  1. El Año Xacobeo se celebra únicamente cuando el día de Santiago cae en domingo. Esto se da unas 14 veces en cada siglo.
  2. La Puerta Santa de la Catedral de Santiago vuelve a estar abierta después de pasar los dos últimos años cerrada.
  3. Precisamente atravesar esa puerta para visitar la Catedral es uno de los requisitos necesarios para conseguir la indulgencia plenaria en el Año Santo. Los otros dos son la confesión (antes, allí mismo o después) y la comunión eucarística.
  4. Para quienes busquen una experiencia más cultural, la Catedral de Santiago está recién restaurada: sus fachadas e interiores han sido cuidadosamente renovados para este gran momento.
  5. Regresa el botafumeiro. Verlo volar de lado a lado de la catedral y respirar su aroma es realmente curioso.
  6. Compartir la experiencia con otros peregrinos y peregrinas. El Año Xacobeo reúne a muchos caminantes que comparten vivencias hasta su meta.